El polvorín que amenazaba la planta de compostaje de Servia cesó su actividad

Javier Romero Doniz
JAVIER ROMERO NOIA / LA VOZ

BARBANZA

La mancomunidad valora hacer en la parcela colindante otra instalación para tratar residuos de obras domiciliarias

30 jun 2011 . Actualizado a las 06:00 h.

Uno de los grandes fantasmas que hacían peligrar la continuidad de la planta de reciclaje que la Mancomunidade Serra do Barbanza posee en el lugar lousamiano de Servia ha pasado a mejor vida. Se trata del almacén de explosivos que existía a pocos metros del complejo medioambiental. Unión Española de Explosivos era la empresa propietaria de los terrenos que, a día de hoy, y tras vender la parcela, ya ha cesado toda su actividad.

Este nuevo escenario pone fin a años de polémica y problemas judiciales. Uno de los más graves se vivió en septiembre del 2010, cuando el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia decretó la ejecución de una sentencia dictada en el 2006 que ordenaba el cese de toda actividad en esta planta.

Tras meses de negociaciones, la mancomunidad compró por 500.000 euros el terreno. Para ello solicitó un crédito de 200.000 euros con cargo a los ayuntamientos que forman esta entidad supramunicipal, y recibió ayudas de la Xunta, 200.000, y Diputación, 100.000.