La sequía deja sin pasto a las reses de monte y obliga a llevarles de comer

Algunos ganaderos les están suministrando hierba seca e incluso cereales para que puedan subsistir


ribeira/la voz.

La sequía está pasando una importante factura a la agricultura en toda Galicia y, lógicamente, la comarca no es ajena a este hecho. Ayer, distintos ganaderos que tienen reses de monte señalan que la situación para estos animales es complicada. La ausencia de lluvia y los días de intenso sol se llevaron por delante el pasto y, actualmente, muchos de estos ejemplares dependen de lo que les lleven sus dueños para comer. Algunos les están suministrando hierba seca, otros cereales... Pero, según afirman, en la silueta de muchas de las reses se nota que no disfrutan de toda esa hierba verde tan característica de los pastizales gallegos. Al parecer, antes, cuando el monte no estaba vallado y la reses iban de un lado para otro, los animales se buscaban la vida para dar con el pasto en cuanto empezaban las sequías veraniegas. Sin embargo, como ahora muchos de estos ejemplares están en cercados, la cosa es más difícil, de ahí que haya que ir a darles de comer. Tal y como cuentan desde A Pobra ganaderos como Manuel Boo o Manel Casal, esta situación ya se dio también en invierno, cuando las heladas quemaron toda la hierba. Según los propietarios del ganado, ante tal situación de sequía, lo pasan bastante peor las vacas que los caballos. No en vano, estos últimos se alimentan de tojos, que no suelen secar y por tanto van subsistiendo. «Coas vacas hai que ter moito máis coidado, eu estoulles levando herba continuamente», señalaba ayer Manel Casal. Ataques del lobo y del jabalí Algunos propietarios de ganado mostrenco en la comarca, sobre todo los de la zona de A Curota, también se quejaron ayer por otra cuestión. Señalan que los ataques del lobo y el jabalí suelen ser constantes, y que la Xunta sigue sin tener unos mecanismos adecuados para que los afectados cobren las pertinentes ayudas. «Estes son iguais aos de antes, cando chegan ao poder todos se esquecen. Para conseguir unha axuda polos ataques dos animais hai que dar tantas voltas que ao final non compensa. E este ano o lobo fixo moito dano», enfatizó Boo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

La sequía deja sin pasto a las reses de monte y obliga a llevarles de comer