Las licencias para edificios cayeron a mínimos históricos durante el 2009

Buena parte de las peticiones cursadas en el 2007 y el 2008 para construir pisos siguen sin ejecutarse


La imagen de decenas de grúas poblando el cielo de la comarca tardará en volver a verse. Si en el 2008 la construcción dio muestras de tener una salud delicada, ya que numerosas licencias apenas se empezaron a ejecutar, a lo largo del 2009 podría decirse que el sector entró en la unidad de cuidados intensivos. Y basta con recurrir a los datos de los permisos pedidos para hacer edificios para corroborar esta teoría. En los once municipios de la comarca solamente se tramitaron siete licencias para la edificación de viviendas colectivas.

Atrás quedan, por tanto, aquellos años en los que el bum de la segunda residencia hacía subir los números como la espuma y en los que los concellos barbanzanos llegaron a dar luz verde a más de mil proyectos en un solo ejercicio.

El batacazo es generalizado. Son un total de siete los concellos en los que no se tramitó ni un solo documento para nuevos edificios. En esa lista están algunos términos como Lousame, Mazaricos, Carnota u Outes, donde no suena demasiado raro que no se levanten bloques de pisos. De hecho, en algunos casos, ni siquiera las normas urbanísticas los permiten. Pero también figuran en esa relación Noia, Boiro y Porto do Son, lugares que antaño sí estaban llenos de grúas por todas partes. Y es que en municipios como el boirense hubo ejercicios en los que se llegaron a dar decenas de licencias para pisos.

Los más afortunados

En los otros cuatro ayuntamientos de la zona, por su parte, aunque la construcción también cayó a mínimos históricos, al menos, el marcador de las licencias para vivienda colectiva no quedó a cero. Ocurrió así en Ribeira, donde llegaron a tramitarse a lo largo del 2009 tres proyectos. Con dos se sitúa A Pobra. Y, con uno por cada, Muros y Rianxo. En el caso muradano, se trata de la construcción de unos apartamentos adosados.

Y por si con esos paupérrimos datos no hubiese bastante -en el 2008 se llegaron a tramitar en la comarca casi dos mil licencias, y en el 2007 hubo unas cifras similares-, desde los departamentos de urbanismo de los concellos dan cuenta de otra circunstancia. Buena parte de los proyectos que se presentaron en el 2007 o en el 2008 están todavía sin ejecutar y, lógicamente, peor están las cosas aún con los más recientes, que consiguieron la luz verde a lo largo desde el 2009. Los concejales que se mantienen en contacto con los constructores dicen que nadie se atreve ya a iniciar una promoción, sobre todo por el elevado número de pisos listos que quedan por vender.

Que quienes antes construían a un ritmo acelerado ahora se piensen más las cosas también está dando lugar a algunas anécdotas. Entre los viejos carteles que anuncian promociones, recientemente, en Rianxo apareció uno nuevo, que habla de que se van a construir pisos en la zona del instituto. Pese a los grandes anuncios colocados, desde el Concello indicaron que por el momento no hay constancia de una petición de licencia. Y que, posiblemente, se trate de una especie de estudio o sondeo de mercado previo a cualquier decisión por parte de la empresa responsable.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Las licencias para edificios cayeron a mínimos históricos durante el 2009