Cans evoca la tragedia de 1916

Reportaje | Memoria histórica Vecinos de la parroquia sonense de Nebra y representantes del BNG conmemoraron el miércoles el 89 aniversario de la muerte de cinco labradores que se negaron a pagar un impuesto agrario


corresponsal | o son

Fue una crónica periodística del malogrado Carlos García Bayón publicada en 1999 la que movió a Francisco Calo García, vecino de Nebra, a promover, cada 12 de octubre desde entonces, un homenaje en recuerdo de unos agricultores de Cans abatidos a tiros por agentes de la Guardia Civil en 1916.La pequeña localidad sonense revivió el pasado miércoles ese episodio execrable de su pasado a través de un acto en el que participaron habitantes del municipio y representantes del Bloque Nacionalista Galego. El reconocimiento tuvo lugar a las seis de la tarde en el puente de Cans, donde se yergue desde hace unos años un monolito de piedra con una placa que evoca a los labradores represaliados. Al pie de ese monumento, una niña de 9 años y un joven veinteañero depositaron un ramo de flores. La portavoz del grupo municipal nacionalista, Ánxela Franco Pouso, testimonió su admiración por los agricultores de Nebra que perdieron la vida hace ahora 89 años. La edila frentista puso de relieve el mérito y arrojo que demostraron esos vecinos, sobre todo por lo decididos que fueron a la hora de defender lo que consideraban derechos de una colectividad. Franco Pouso lamentó, como señal de evidente contraposición, el individualismo que impera en los tiempos modernos.A posteriori del homenaje, el principal impulsor del acto, Francisco Calo García, manifestó que están interesados en recopilar toda la documentación que obra en archivos, prensa escrita y demás lugares sobre el dramático suceso.En relación con esta cuestión, Calo García comentó que la escritora e investigadora Aurora Marco contactó con él y con otros vecinos de Nebra para interesarse por la historia de los agricultores que perdieron la vida a comienzos del pasado siglo a causa de los disparos efectuados por una patrulla de la Guardia Civil. Al parecer, la autora está buscando información para un libro que prepara sobre mujeres de Barbanza. En Cans, dijeron adiós a la vida cuatro féminas, Francisca Carou, Ramona Suárez, Generosa Vidal y Rosa Cadórniga; y un varón, Antonio Sobrado. Además, se registraron otros tantos heridos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Cans evoca la tragedia de 1916