La carrera más especial de la comarca no defraudó un año más

Numeroso público se concentró en San Roque de Monte para asistir a una tradición centenaria

.

Mucho público, quizás más que en años anteriores, se dio cita ayer en San Roque do Monte para presenciar una de las carreras de burras más antiguas, si no la que más, de cuantas se celebran por estas latitudes. Una decena de animales participaron en la convocatoria, la mayoría los llevó un criador de Tui porque en la parroquia ya casi no quedan ejemplares, con el permiso de «Felipe». Las burras hicieron doblete; primero corrieron con monturas masculinas y luego con las femeninas. Los triunfadores de la tarde se llevaron su premio, en forma de suculento saco de pienso. Para los dueños de los primeros clasificados se repartieron 100, 75 y 50 euros, respectivamente.

Hoy continúa la fiesta en San Miguel con una procesión nada convencional. Las imágenes de San Miguel y la Virgen del Carmen que bajaron el sábado hacia la capilla, volverán a hacer el camino de vuelta, a hombros de los feligreses, y a la carrera. Los sacrificados devotos podrán reponer fuerzas con una mejillonada y por la noche, bailar con la verbena.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La carrera más especial de la comarca no defraudó un año más