vilagarcía / la voz

Tres miembros de aquel grupo de voluntarios que echó a andar en 1992 recibieron ayer el reconocimiento expreso de la sociedad de Vilagarcía. Francisco Javier Guillán Busto, su actual presidente, Ramiro Agrelo y Cholo Dorgambide celebraron de forma especial el 25 aniversario de Protección Civil, que se escenificó en la plaza de la Segunda República, a los pies del auditorio. El alcalde, Alberto Varela, recordó en sus palabras el papel fundamental que ellos y sus compañeros desempeñaron en momentos en los que todo parecía naufragar en un infierno de agua o fuego. Si las llamas no han arrasado en más de una ocasión Cea o Guillán hasta sus cimientos, si el agua no se llevó alguna vida por delante durante aquel noviembre aciago del 2006, en ello tiene mucho que ver esta gente.

José Antonio Vidal, David Porto, Daniel Agrelo, David Lago y Pablo Barreiro llevan quince años enfundándose el traje de seguridad. También vivieron aquellos momentos. Todos ellos, junto a la veintena larga de voluntarios que hoy forman la agrupación merecieron una distinción que se hizo extensiva a los expresidentes, Eduardo Martínez y Gonzalo Berride, a los concejales que pusieron en marcha y consolidaron el servicio, José Cora Mouriño, Emilio Barreiro, en la persona de su esposa, Pilar Garrido, Alejandro Quintela y el propio Cholo Dorgambide, y también a los alcaldes bajo cuyo mandato operaron: Javier Gago, Enrique León, Dolores García (ninguno de los dos pudo estar presente en el acto) y Tomás Fole. Por fin, entidades colaboradoras como Automoción La Junquera, que arrancó un aplauso de homenaje a Santiago Iglesias, su fundador, fallecido esta semana, la Guardia Civil, las policías local y nacional, la Dirección Xeral de Emerxencias de la Xunta y el Consorcio de Bombeiros.

De alguna forma fue Busto quien dio voz a todos, al tomar la palabra para desear que ayer comenzasen otros 25 años para la agrupación. Pero, sobre todo, al recordar que, al fin y al cabo, «Protección Civil somos todos».

Un simulacro en directo

A su alrededor, un despliegue didáctico de algunos de los medios con los que su gente contribuye a que las cosas, cuando van mal, no vayan a peor. Un cuatro por cuatro preparado para la prueba de excarcelación que se llevó a cabo por la tarde. Una carpa que llamaba la atención de los chavales y en la que los operarios les enseñaban cómo orientarse entre el humo. Una escalera de la que pendía un maniquí de rescate. Incluso un nido de esas avispas asiáticas, las velutinas, que parecen estar ya por todas partes. Camiones, zódiacs, un dron... Se llaman Protección Civil y solucionan problemas desde 1992.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

«Protección Civil somos todos»