Las fases son cosa de los Rey

El padre participó en la que jugó el Cortegada, entonces Inelga, en el año 95; el hijo lo hará ahora en la de León


vilagarcía / la voz

Hasta hace solamente unas semanas Sergio Rey, que esta temporada se estrena como preparador físico del Kemegal Cortegada, no sabía que su padre Antonio había participado con el club vilagarciano en una fase de ascenso. Fue con el entonces Inelga, en la temporada 94-95 y en La Seu. Se enteró cuando le comentó que las vilagarcianas se habían clasificado para jugar la que se disputará en León del 20 al 23 de abril. «Le dije medio en broma que había heredado mi puesto pero la verdad es que nunca le había comentado lo de la fase. Venía a veces a Carril de muy pequeño y lo ponía por allí rodeado de pelotas mientras yo entrenaba a Siña y compañía», comenta Antonio.

Hace más de veinte años pero Antonio recuerda bien aquella fase. «Fue una experiencia muy buena. Había muchas chicas de Vilagarcía y alrededores. Estaban Babi, Siña, Elena, Rocío, Maite, Candi... era un grupo humano muy bueno. Y estaba Miguel (Ortega), que como entrenador es un maestro, y Mozan y por supuesto el alma de todo aquello, que era Miguel», recuerda.

Uno de los principales consejos que le ha dado Antonio -que ejerció de preparador físico del Octavio durante seis temporadas- a Sergio es que nunca abandone la faceta de técnico porque, dice, «cuanto más ejerzas de entrenador en tu deporte mejor preparador físico vas a ser». No es el único, reconoce el progenitor, que apunta que suele mandarle información que considera interesante.

¿Hay muchas diferencias a la hora de preparar una fase con respecto a cómo se hacía hace dos décadas?

«El sistema de trabajo ha cambiado pero la esencia es la misma. El primer partido es básico. Nos pasó en La Seu, que perdimos un partido que tendríamos que haber ganado. El trabajo ya está hecho. Es el de los nueve meses anteriores. Ahora hay que buscar un puntito de forma para esos días. El equipo tiene que llegar fresco», explica Antonio. Y lo corrobora Sergio: «Al clasificarnos con tres semanas de antelación me da más margen para prepararlo».

La rotación en el Kemegal Cortegada se ha ampliado en los últimos partidos pero determinadas jugadoras suelen acumular muchos minutos. «Es algo que ya hemos hablado», reconoce Sergio, pero al mismo tiempo dice no estar excesivamente preocupado. «Salomé, Amy o Vandell aguantan sin problemas, por ejemplo. Entrenamos dos horas diarias de caña, caña, caña y al día siguiente están todas como rosas», apunta.

Optimismo paterno

Antonio es un habitual en las gradas de Fontecarmoa durante los partidos del Kemegal y desprende una sensación de optimismo rotunda. «Me gusta mucho como juegan. Es un equipo intenso y rápido. La pena es que no tuvieran un par de jugadoras más pero por lo que he visto todos los equipos de la Liga están más o menos igual. Creo que tienen posibilidades», afirma.

Y por ganas no va a ser. «Están muy motivadas porque algunas tienen la espinita clavada de que hace cuatro años no pudieron ir. Al principio no nos daban como uno de los equipos más fuertes y fuimos creciendo poco a poco por esa ambición que tienen desde el principio de querer dar un golpe en la mesa. Nos clasificamos el domingo y nadie se relajó, el martes estaban entrenando como cañones», afirma Sergio.

Puestos a escoger un horario para la fase Sergio no tiene dudas. «Por la mañana, el cuerpo está mejor. Más descansado. Nosotros además entrenamos de once a doce. Me gustaría que los partidos fueran por la mañana aunque si son por la tarde tampoco habrá problemas», dice.

Antonio no sabe aún si irá a León para ver la fase. «A lo mejor nos acercamos el sábado y el domingo», dice.

-Si es el domingo es que pueden llegar buenas noticias....

«Por eso digo, el sábado y el domingo». Y ríe Antonio. Y Sergio también esboza una sonrisa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Las fases son cosa de los Rey