Susi no perdona bordillos ni adoquines; guerra a las barreras móvil en mano

Bea Costa
bea costa CAMBADOS / LA VOZ

CAMBADOS

Martina Miser

María Jesús Pérez, que padece una enfermedad degenerativa, registró 83 obstáculos para sillas de ruedas; la mayoría en Cambados y Santiago

25 sep 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

María Jesús Pérez padece una enfermedad degenerativa y depende de muletas y de una silla de ruedas para poder desplazarse. Desde niña sufre en su propia piel los problemas que suponen las barreras arquitectónicas para personas con movilidad reducida y las sufre, sobre todo, en Cambados, su pueblo, y en Santiago, donde trabaja. Siempre que puede alza su voz para denunciar este tipo de problemas y ahora, también lo hace a través de la tecnología.

De las 299 incidencias que ha recogido la Confederación Galega de Persoas con Discapacidade (Cogami) a través de la aplicación móvil AccesibilidApp, 83 las ha registrado Susi, como la llaman sus amigos. Sin duda, este marcaje de cerca algo tiene que ver con el hecho de que sean Santiago, con 123 incidencias, y Cambados, con 23, los municipios que se sitúan en lo alto de la tabla, junto a Silleda, A Coruña y Ames.

Esta aplicación se puso en marcha hace dos años con el objetivo de recoger datos que permitan diseñar un mapa de puntos negros para la accesibilidad «co fin de que as nosas vilas e cidades sexan máis habitables, seguras e sostibles para a cidadanía», según explican desde Cogami, que este mes puso en marcha la campaña «Pola túa saúde, móvete de maneira sostible» en colaboración con la confederación española Cocemfe.