La corza tímida que llegó hasta Cortegada por el Camiño do Carro

Rosa Estévez
rosa estévez VILAGARCÍA / LA VOZ

AROUSA

PARQUE ILLAS ATLANTICAS

La isla vilagarciana tiene desde hace semanas una nueva vecina que se ha acomodado en sus bosques, dejándose ver muy poco

01 jun 2022 . Actualizado a las 17:40 h.

Cortegada es la joya menos conocida del Parque Nacional das Illas Atlánticas. Mientras otros archipiélagos reciben un volumen de visitas enorme, la pequeña isla que se extiende frente a Carril sigue siendo patrimonio de personas que huyen de las multitudes y buscan tranquilidad. Esta afirmación se puede demostrar con cifras: durante la Semana Santa, fueron 132 las personas que echaron pie a tierra en la isla vilagarciana. Y esos números parecen tener consecuencias muy positivas para el entorno: la tranquilidad que se respira ha logrado atraer a una nueva inquilina. Se trata de una corza que se instaló en la isla hace aproximadamente tres semanas, según explican desde el Parque Nacional.

Es «una hembra con un comportamiento muy tranquilo, aunque también un poco asustadiza». O quizá solo sea tímida: el caso es que no se deja ver demasiado, y capturarla en una imagen no es sencillo. De ahí, quizás, el orgullo con el que Illas Atlánticas mostraba ayer la instantánea tomada del animal en uno de sus paseos por la zona más despejada de Cortegada Según relatan desde el parque, este hermoso animal «se pasa la mayor parte del tiempo en el interior de la isla, en la zona de reserva, comiendo hojas de arbustos, hierbas y algunos frutos, y por las noches se vuelve mucho más activa». La primera vez que esta corza fue vista a Cortegada parece coincidir con su llegada a la isla. De hecho, hubo unos ojos afortunados que la vieron mientras cruzaba por el Camiño do Carro, probablemente procedente de Bamio.