Marisco en los bares al más puro estilo de la fiestas de San Mauro

El Concello de Vilanova replantea una de sus tradicionales apuestas gastronómicas y pasa el testigo a los bares y terrazas

B. c.
VILANOVA / LA VOZ

Sin pregón y sin carpa, pero con el mejillón y el berberecho de siempre como protagonistas de este fin de semana. El Concello de Vilanova continúa con su idea de readaptar las fiestas de verano a la situación de pandemia para poder seguir ofreciendo entretenimiento a vecinos y turistas, y, al parecer, lo hace con bastante éxito, con una Feira de Oportunidades y una Festa do Mexilón e do Berberecho para este fin de semana. El alcalde, como siempre, hace un llamamiento al «sentidiño».

El regidor, Gonzalo Durán, ha presumido durante estos primeros días de agosto de que «se pueden organizar eventos siempre que se controlen las medidas de seguridad, no hay necesidad de cancelarlo todo», comenta.

La imposibilidad de dar un servicio seguro bajo una carpa cerrada, con cientos de personas compartiendo mesa, hace que el gobierno municipal implante el modelo de San Mauro en la Festa do Mexillón e do Berberecho. Esto es, que serán las terrazas y bares las encargadas de distribuir las tapas de marisco entre los clientes, de manera gratuita, como cualquier otro pincho, además de disponer de platos específicos en la carta con los que satisfacer la demanda de los amantes de la buena gastronomía.

«Este sistema nos permite mantener la fiesta con medidas de seguridad y, además, como ventaja, podemos disfrutar de diferentes versiones de la preparación de los bivalvos, lo que aporta más variedad e incluso nos permitiría, en próximos años, hacer un certamen gastronómico», comentaba Durán.

Algunos de los bares de Vilanova empezaron a repartir tapas de mejillón ayer mismo, como es el caso del local del puerto Pé de cuba, que se atrevió con una empanada, mientras que hoy servirá mejillones en escabeche. «Es una manera de que la gente de fuera conozca nuestra gastronomía y de ayudar a la gente que se dedica al mar a dar salida a sus productos», comentaba Diego Nogueira, dueño del local.

Alex Oubiña, propietario del bar Snack Limón se lanza a preparar croquetas de mejillón: «El panorama es más positivo de lo que esperábamos», cuenta, y coincide con el gobierno municipal a la hora de apostar por este tipo de eventos para poder solventar los gastos derivados por el covid-19.

Oro a la lucha contra el covid

Lo que no cambia en la fiesta es la entrega de las insignias anuales. Será mañana a las 13 horas, en la casa-museo Valle Inclán, en esta ocasión dedicadas a todos aquellos que lucharon durante el estado de alarma contra el coronavirus. «Este año, por todo el esfuerzo realizado y por comprometerse con la prevención y seguimiento de la situación del covid-19 en el municipio, queremos honrar a José Ricardo Pérez Mougán -alias Riki-, responsable de protección civil; a José Luís Maquieira Devesa, jefe de la policía local y al conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuiña, que en esta pandemia actuó más como técnico que como político, como debe ser, con una campaña anti-covid que permitió controlar de manera efectiva la enfermedad en la comunidad», anunciaba Gonzalo Durán.

El alcalde hizo estas declaraciones rodeado de ropa, calzado y complementos porque, al mismo tiempo que inauguraba la Festa do Mexillón daba el pistoletazo de salida a la Feira de Oportunidades.

Pé de Cuba

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Marisco en los bares al más puro estilo de la fiestas de San Mauro