El que puede se va a Canarias

Sol y calor. Un año más esa es la prioridad de los arousanos que se van de vacaciones en Navidad


vilagarcía / la voz

Quienes viajan por vacaciones en Navidades buscan, mayoritariamente, sol. Por las latitudes arousanas el otoño-invierno se hace duro, especialmente este año, de modo que son muchos los que aprovechan estas fechas para recuperar la manga corta. Tenerife y Gran Canaria son los destinos estrella. El hecho de haber vuelos directos desde Santiago es un factor que ayuda a inclinar la balanza en detrimento de destinos como Cabo Verde y el Caribe. La gente evita hacer escalas en Madrid o Lisboa, máxime en estas fechas, en las que los temporales suelen dejar muchos aviones en tierra.

Una estancia de una semana en Tenerife, con pensión completa, supone un gasto medio por persona de mil euros, tarifas que, en algunos casos, incluye comidas y cenas especiales propias de Nochebuena, Navidad y Fin de Año. No falta quien mete en la maleta el traje de gala para disfrutar del cotillón, aunque el principal aliciente para hacer la travesía por el Atlántico es ver el sol, según constatan desde agencias como Halcón y el Salón de tus viajes.

En el caso de Viaxes Otero también han notado este año el tirón del destino Malta y siempre hay alguien que opta por un crucero por el Mediterráneo, a pesar del riesgo de temporales en alta mar.

Las estaciones de esquí y los balnearios son otros de los destinos que escogen quienes acuden a las agencias de viajes en esta época, aunque la temporada fuerte para el turismo de nieve se espera para los meses de enero y febrero.

Los temporales provocaron cancelaciones en hoteles el pasado fin de semana

Unos vienen y otros se van. La Navidad es una de las épocas del año en que más se viaja, y Galicia recibe también su cuota de visitantes. Nada que ver con la Semana Santa y el verano, pero algún turista se dejará ver por O Grove, Sanxenxo y Cambados en estos días.

La sucesión de temporales que sufrió la costa gallega provocó numerosas cancelaciones en los hoteles de la comarca el pasado fin de semana, pero parece que las borrascas darán un respiro y las expectativas de ocupación para las dos próximas semanas se mantienen, según constatan los establecimientos consultados.

La mayoría de los hoteles cierran pasado el puente de diciembre, pero siempre se puede encontrar algún alojamiento abierto. Cons da Garda, en O Grove, es de los que siguen al pie del cañón y cuenta con reservas para estas fechas. Quizá alguno de sus clientes acuda al reclamo de la toma de las uvas que se organiza en el exterior de la iglesia de San Vicente, uno de los pocos lugares -más allá de las ciudades- donde tocan las campanadas el día 31 a medianoche.

La iniciativa partió hace quince años del Náutico y lo que empezó siendo cosa de cuatro amigos que se reunían a cenar en la sala de conciertos de A Barrosa ha pasado a congregar a más de cien personas. A los que optan por pasar la Nochevieja escuchando música en directo -el precio es de 35 euros el plato- se suman personas que cenan en su casa o alquilan un piso para estas fechas y quieren tomar las uvas al son de la campana. En el Náutico no habrá cotillón ni serpentinas, pero sí en otros establecimientos de la comarca, especialmente hoteles, que esa noche, al reclamo de las cenas-baile, consiguen llenar sus habitaciones.

En el hotel Pazo Rial se podrá cenar y bailar hasta la madrugada por 128 euros por persona, precio que aumenta a 173 euros si se opta por pasar allí la noche. En el hotel Ciprés de Vilagarcía llevan veinticinco años organizando cena con cotillón la noche del 31 y en la entrada del 2020 tampoco faltará la fiesta, a 110 euros el plato.

Las cenas-baile de Fin de Año ayudarán a subir el nivel de ocupación en algunos hoteles

Las campanadas en la iglesia de

San Vicente de

O Grove tienen cada año más tirón

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El que puede se va a Canarias