Hornada de técnicos deportivos

Campeones como Sofía Toro o Martín Wizner, entre los alumnos del ciclo de vela del Fermín Bouza Brey


RIBEIRA / LA VOZ

Con motivo de la presentación del curso de enseñanzas técnico-deportivas de baloncesto y vela, que se celebró ayer en el IES Fermín Bouza Brey de Vilagarcía, entre aquellos que ocuparon la mesa presidencial se deslizó la pregunta ¿quién, hace 50 años, podía pensar que este tipo de formación especial llegaría un día a los institutos? Y si ese es un matiz que sirve para poner en valor la oferta educativa del centro, hay una serie de nombres que la apuntalan, porque entre la hornada de técnicos deportivos que podrían salir de esta promoción hay nombres, alumnos ellos, tan célebres como Sofía Toro, medallista olímpica en Londres 2012; o Martín Wizner, flamante campeón del Mundo en la clase 420. Eso hablando de vela, porque si pasamos a la canasta, al lector le sonarán Aíto García Reneses, Xavi Pascual, Moncho Fernández... que no, no han sido alumnos, pero dejaron su impronta en el recinto, a modo de charlas.

Pues ayer, efectivamente, se celebró el acto oficial de comienzo de curso, que alcanzaba la duodécima edición para el baloncesto y la tercera para la vela. Unas enseñanzas deportivas en régimen especial que, en Galicia, solo se imparten en Vilagarcía, y de forma limitada, ya que ambos tienen cupo: la vela, 12 alumnos; y el básquet, 30, con la salvedad de que este último ya está muy implantado y el primero, se encuentra en pleno desarrollo.

Ambos ciclos tienen en común que son accesibles tanto para estudiantes como para personas que cuentan con compromisos laborales, de ahí que la dirección del Bouza Brey haya organizado su desarrollo de forma que facilite compatibilizar ambas facetas: la de trabajador y estudiante.

Centro único

El director del instituto, Jesús de Andrés, expresó el orgullo de la comunidad educativa por esa condición de centro único para impartir ambos ciclos formativos. Se remontó a hace 12 años, cuando empezaron con el de baloncesto, cómo fue implantándose hasta llegar a lo que es hoy, una formación consolidada que, en sus inicios, ni la propia Administración educativa tenía claro que durase mucho más allá de tres años.

De Andrés señaló a los alumnos que el centro pondrá toda su experiencia y medios propios, así como los de las entidades colaboradoras, para el buen desarrollo de la actividad formativa, y recordó que, paralelamente, desarrollarán charlas, clinic y otras actividades de apoyo, a las que acuden relevantes deportistas de cada modalidad.

Por su parte, Juan Durán, subdirector de Ensinanzas Especiais de la Consellería de Educación reflexionó sobre el cambio de modelo educativo en las últimas cinco décadas, poniendo énfasis en los ciclos formativos que ayer empezaban, especialmente porque este tipo de enseñanzas no estaban en el sistema y se han ido implantado. Se lamentó de lo difícil que es transmitir a la sociedad la existencia de este tipo de formación, que hace años que están tratando de normalizar.

Deportistas de élite

El secretario xeral para o Deporte, José Ramón Lete, subrayó el hecho de que ciclos formativos como el de vela cuenten entre el alumnado con deportistas de alto nivel, como Sofía Toro o Martín Winzer. Reveló datos para poner de relieve el peso del deporte en España, tanto a nivel competitivo, ya que en las olimpiadas de Río acabó duodécima en el medallero y en la actualidad hay 270.000 federados, como económico, ya que supone el 2 % del producto interior bruto (PBI). Pero también expresó su preocupación por la paradoja de que esté aumentando el sedentarismo entre los más jóvenes, en contraposición con el dato de que cada vez se organizan más actividades deportivas.

Sobre los ciclos, Lete Lasa puso de ejemplo cómo empezó el ciclo de baloncesto y a donde ha llegado, para señalar que las limitaciones de alumnado actuales que tiene el de vela se podrían reformular teniendo en cuenta la demanda, ya que las 12 plazas de este curso están cubiertas, como ocurrió con las convocatorias de los año precedentes.

De gobernar barcos y entrenar, a adquirir experiencia internacional

El profesor Manuel Álvarez, que está al frente del ciclo de vela, explicó los pormenores del curso, así como las habilitaciones de cada nivel. Se compone de un ciclo inicial, que dura hasta diciembre, y uno final, que va de enero a junio, y que también cuenta con 12 plazas, pero tienen preferencia para ocuparlas los alumnos que hayan hecho el inicial en el Fermín Bouza Brey.

El inicial habilita para dar cursos de iniciación, gobernar barcos de hasta ocho metros de eslora y titular a deportistas en competición. El final, para adaptar, dirigir y dinamizar el entrenamiento básico y el perfeccionamiento técnico en vela, gobernar barcos de hasta 12 metros de eslora, coordinar personal técnico y organizar competiciones de iniciación deportiva.

Además de parte teórica, la formación incorpora, asimismo, prácticas, que se realizan en el Centro Galego de Vela.

De forma paralela al curso, se desarrollan charlas y otras actividades a cargo de reconocidos deportistas. Otro factor a tener en cuenta es que el centro está incluido en el programa Erasmus +, que permite a los alumnos completar la formación en otro país. El año pasado, por ejemplo, un alumno de vela viajó a Grecia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Hornada de técnicos deportivos