«El sector naval constituye una oportunidad para el aluminio»

El presidente y fundador de Extrugasa aplica su experiencia a la apertura de nuevos mercados


valga / la voz

Las empresas que lideran el sector metalúrgico y sus tecnologías asociadas se reúnen esta semana en la feria Mindtech, de Vigo. Extrugasa no es una excepción.

-¿Con qué objetivo llega Extrugasa a Mindtech?

-Es la primera edición de esta feria, organizad por ASIME, y no podíamos faltar. Mostraremos al sector y al público en general nuestra apuesta de futuro a través de la innovación y el desarrollo de nuestros avances tecnológicos aplicados al mundo de la industria, y nuestra visión empresarial.

-¿Qué productos van a mostrar en este escaparate?

-En esta ocasión, los productos aplicados al sector naval serán los que prioricemos en nuestro estand. Es un sector en remodelación, que intenta sustituir el hierro por materiales con menos peso, más resistentes y flexibles, que ayuden a reducir el consumo de combustible hasta un 40 %. Algo que también ayudará al cambio de motores por otros de energías renovables que reducen o eliminan las emisiones de dióxido de carbono. Eso en barcos de gran calado. En lo que se refiere a pequeñas embarcaciones, también está cambiando el sector, y el aluminio es sin duda el mejor sustituto para las embarcaciones de madera, poliéster o fibra, porque es un producto de gran resistencia, no contaminante y cien por ciento reciclable. El gran rango de aleaciones de aluminio existentes nos permiten entrar hoy en día en sectores como el naval, el aeronáutico o el ferroviario, y la modernización en estos campos nos asegura el futuro de la empresa.

-¿Qué papel juegan este tipo de ferias en el sector metalúrgico?

-Las ferias son el mejor escaparate para exhibir nuestros nuevos productos y mostrar las nuevas aplicaciones que surgen. en ellas veremos el resultado de los estudios y la investigación de todo el año de trabajo. Además, son un incentivo que te exige innovar y reinventarte, al tiempo que puedes comprobar tu nivel de competitividad ante los demás expositores. Para cualquier empresa, las ferias marcan el guion a seguir durante los próximos meses; pues no solo expones tus productos, sino que también puedes ver los de tu competencia. Es importante estudiar el mercado y no solo ver el camino que uno va marcando. Esa es la clave del éxito.

-¿En qué momento se encuentra la industria del aluminio en Galicia y en el contexto global?

-Creo que esta es una región privilegiada, por ser un gran referente europeo por la concentración de empresas de gran producción, dedicadas a la transformación de aluminio en todas sus variantes y para aplicaciones muy diversas. Las empresas gallegas son de las más competitivas dentro e un contexto global que nunca debemos perder de vista, y en el que los cambiantes acontecimientos condicionan en gran medida nuestro desarrollo. Hay que estar atento siempre a lo que haces y al entorno en el que te desenvuelves.

-¿Le queda a Extrugasa algún terreno nuevo por explorar?

-Sin duda, cada día surgen nuevos mercados por explorar, como es el caso del naval en España. Noruega, Australia y Estados Unidos nos llevan años de ventaja en la fabricación de embarcaciones de aluminio, y ahí las empresas españolas, especializadas en la construcción naval, tenemos mucho que decir para implementar una amplia experiencia con nuestra capacidad competitiva y de innovación. En Extrugasa llevamos un tiempo estudiando proyectos de gran calibre, pero se necesita una enorme inversión inicial en certificaciones, ensayos y matrices, así como en personal altamente cualificado que, lamentablemente, hoy es difícil de encontrar en el mercado laboral. Seguimos trabajando sin descartar nada, porque el futuro está todavía sin escribir y nuestra empresa se caracteriza por su vocación de pionera y su determinación a ser referencia en todo aquello que emprende.

-A sus 80 años, desde el punto de vista profesional, ¿tiene aún metas por alcanzar?

-Mis años me van enseñando que lo bueno siempre está por llegar. A medida que pasa el tiempo van surgiendo ideas, se va acumulando experiencia que es fundamental para este negocio. También es cierto que el que mucho abarca poco aprieta, y por eso uno no puede desarrollar a la vez los múltiples productos y proyectos que tiene en mente. Hay que saber administrarse y es importante ir paso a paso para lograr las metas que nos proponemos.

-Acaba de ser objeto de un homenaje en Valga, con paseo en calesa incluido. ¿Qué sensación le dejan estos reconocimientos?

-Siempre es un honor recibir un reconocimiento o un premio, pero el homenaje por mi 80 cumpleaños fue, sin duda, el que más me ha emocionado. A mi edad, contar con tantas amistades y compañeros que te brindan su apoyo y cariño es la consecuencia de tu trayectoria personal y profesional, marcada por una vida de trabajo, esfuerzo y dedicación. Hay quien dice que a lo largo de la vida se recoge lo que se siembra, y estas muestras de cariño las llevo y las agradezco en lo más profundo de mi corazón.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«El sector naval constituye una oportunidad para el aluminio»