¿Cómo votaron los vilagarcianos?

El PSOE dominó con total suficiencia y rotundidad en el medio centenar de mesas electorales de Vilagarcía. A los socialistas solamente se les escapó el pleno de triunfos en la de Aralde


vilagarcía / la voz

El color rojo inundó las mesas de votación de Vilagarcía en la noche del domingo. Fue un dominio abrumador, que se tradujo en una notabilísima diferencia con el Partido Popular en cada recuento. Los primeros datos que llegaron a las sedes de los partidos ya apuntaban a victoria histórica, como así fue. El equipo de Alberto Varela dominó en todas las mesas salvo en una. Aralde es el único lugar en el que el PP no solo aguantó el tirón sino que puede contar como muesca victoriosa en una jornada dramática para el partido de la gaviota.

Los datos son abrumadores. Salvo en una mesa de Cea y en otra de Castroagudín, en las que la diferencia se quedó en menos de veinte votos, la emoción brilló por su ausencia durante una noche electoral que comenzó muy remolona -los primeros datos oficiales se retrasaron hasta más allá de las diez de la noche-, pero que pronto cogió velocidad de crucero y cuando el recuento rondaba el cincuenta por ciento la mayoría absoluta del PSOE ya parecía un hecho.

A cinco votos del segundo edil

Con los socialistas y los populares ya con todo el pescado vendido prácticamente desde el inicio, el interés estaba en comprobar quién sería la tercera fuerza en el pleno vilagarciano. Y aquí sí que hubo más emoción, porque BNG, Vilagarcía En Común y Marea da Vila caminaron muy igualados durante mucho rato hasta que los nacionalistas dieron un pequeño estirón que les permitió incluso soñar durante mucho tiempo con la posibilidad de repetir los resultados de los anteriores comicios y contar con dos concejales. Se quedaron los de Lucía César a las puertas. Solo cinco votos decidieron el último edil de la corporación en favor del PSOE, que llegaba así a su duodécimo, para infortunio de Xosé Leirós, que se quedaba fuera del pleno.

El otro punto de interés estaba en el morbo de saber quién quedaría por encima en votos en el duelo entre Vilagarcía En Común y Marea da Vila. Finalmente, y por solo 76 sufragios de margen, fueron los de Suso López. Una diferencia que se sustentó en Carril, en cuyas tres mesas la candidatura de En Común obtuvo 69 votos más que la de María de la O Fernández.

Dos focos más reservaron la atención durante el encuentro. Por un lado, la irrupción de Ciudadanos en el pleno. Durante toda la noche, la formación de David Oliveira estuvo superando por los pelos el 5 % necesario. Al final le sobraron 33 votos porque ese margen quedó establecido en 910 sufragios.

Vox se quedó fuera del pleno de Vilagarcía, como de hecho la ha sucedido a la fuerza de extrema derecha en las candidaturas que presentó en las demás ciudades gallegas. Un dato, sin embargo, sobresale en los resultados del pasado domingo: la formación que lideró Diego Bravo sumó votos en todas las mesas de la ciudad. En casi todas muy pocos, pero en todas algo rascó. Donde más, en una de A Laxe en la que consiguió tantos votos (24) como el BNG. En total, consiguió 444, lejos de los registros que había alcanzado en las pasadas generales, cuando había superado el millar de apoyos. UPyD, por su parte, se quedó en unos pírricos 72 votos, con Cea como principal apoyo, y empeoró sobremanera su resultado de hace cuatro años, cuando había superado los doscientos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

¿Cómo votaron los vilagarcianos?