¿Qué hay de nuevo, viejo?

El PSOE calcará su candidatura de las pasadas elecciones municipales en una decisión que no es para nada habitual


vilagarcía / la voz

En esto de la política municipal hay quien tiene un extraño vicio que le lleva a recuncar cada cuatro años y pegarse un maratón de llamadas puerta a puerta que no parecen las vacaciones ideales. Evidentemente, si las cosas te van bien y ganas, pues, hombre, seguramente todo fluye y hasta los paseos y las malas contestaciones saben mejor. Mérito tienen los Gonzalo Durán o Alberto García, que llevan toda la vida al servicio del pueblo, pero también José Luis Álvarez Tubío, que es el último mohicano de UpyD en Galicia. Poco más de doscientos votos sacó hace cuatro años y ahí lo tienen, de nuevo al pie al cañón. O de la urna en este caso.

Quiérese decir que no es difícil que un alcalde repita, o que el líder la primera fuerza de la oposición vuelva a intentar asaltar el bastón de mando de turno, pero lo que es más complicado es que no haya variaciones en la tropa. Por ello, destaca el hecho de que en Vilagarcía el PSOE prácticamente calque su candidatura. La única variación aparece en el número siete porque Juan Antonio Pérez Callón ha decidido dar un paso al lado y en su lugar entra Diego García Santiago. Por repetir, no varían los socialistas ni el orden en la lista en las nueve primeras posiciones.

Todo lo contrario sucede en la primera fuerza de la oposición. El Partido Popular ha pegado un giro de noventa grados. Cuatro de los cinco primeros en la candidatura son caras nuevas: Alfonso Gallego, Miguel Ángel García, Yolanda Bóveda y Roberto Domínguez. Ana Granja, que iba de número cinco hace cuatro años, salta al tres y Manuel Méndez pasa del nueve al seis. La tercera persona que mantienen los populares del actual grupo municipal es Sagrario Castro, que se mantiene en el siete. El cambio en el partido de la gaviota es más que evidente y está por ver cómo habrá sentado un volantazo tan grande entre los militantes más veteranos de la formación.

Ahora bien, si Alfonso Gallego ha hecho una rotación más que notable entre los suyos, lo de Luis Aragunde en Cambados es espectacular. Repite él y nadie más entre los cinco primeros de su candidatura. María Isabel Fole, Silvia Fernández, Martín González y Sonia Agra se estrenan en los puestos de salida y solamente continua Juan Ramiro Gómez en el número seis. Bien es verdad que Aragunde perdió hace cuatro años la alcaldía, probablemente de forma inesperada para él, y que quizás aquella lista estaba pensada para gobernar en solitario y ahora los tiempos han cambiado y las mayorías son más escasas, con lo que el perfil que ha buscado Aragunde para sus acompañantes es distinto.

¿Y qué ha hecho Fátima Abal, la actual alcaldesa? Pues también muchos cambios. Aquella pirueta en forma de cuatripartito seguro que también sorprendió al PSOE que, quizás, no se esperaba que le apareciera la oportunidad de gobernar. Ahora las cosas se ven de otra manera. Ahora son el equipo a batir y los socialistas han colocado a dos caras nuevas, Samuel Lago y David Mesías, en los números dos y cuatro respectivamente. Además Cruz Leiro pasa del quince al tres y Milagros Martínez y José Fontela caen del tres al cinco y del cuatro al seis, respectivamente. ¿Ha preparado esta vez sí un equipo de gobierno Fátima Abal? Pinta tiene. «A Fátima do 2019 non é a mesma do 2015, hai moitas cousas que vou cambiar e non vou consentir», advirtió cuando presentó a Lago y a Leiro como sus incorporaciones.

La tercera pata del cuatripartito también ha hecho cambios. Repite Víctor Caamaño, pero Maribel Oubiña pasa de cerrar la lista a ocupar el número dos y José Luis González Roma sustituye en el tres a Teresa Prado, que había entrado en la corporación cambadesa en el año 2013 tras la dimisión de Xaquín Charlín.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

¿Qué hay de nuevo, viejo?