Al Cortegada se le acabó la gasolina

Las vilagarcianas estuvieron a cinco puntos y perdieron por 21


vilagarcía / la voz

Mucho había remado el Cortegada hasta colocarse a cinco puntos al final del tercer cuarto, pero una mala comunicación a la hora de defender un bloqueo directo acabó con un triple de Peña, que puso el marcador en el 52-44 que señaló al final del tercer cuarto y que fue el comienzo del fin. Hasta ahí le llegó la gasolina al Cortegada, que en el último parcial se fue disolviendo, producto de sus errores, de su falta de gasolina y del acierto de un GDKO Ibaizabal que fue a resucitar justo en el encuentro que les medía a las de Rubén Domínguez.

El encuentro ya no comenzó bien para las arousanas. El Cortegada, en realidad y dependiendo del rival, ya planifica el partido como un duelo metido en la trinchera al inicio cuando juega fuera de casa porque no es fácil entrar en faena si los desplazamientos piensan más en lo económico que en lo deportivo. Se trata de capear el temporal mientras las jugadoras no se meten en situación y desperezan los músculos. A partir de ahí, y si el duelo no se ha escapado definitivamente, toca comenzar a remar. Arranca la remontada que, dependiendo de la calidad del adversario que se encuentre, y de sus propias circunstancias, acaba plasmándose o no.

La fiebre de Sara

Ayer, por ejemplo, al Cortegada se le unieron en su contra la calidad de un GDKO Ibaizabal que encontró el acierto en el momento adecuado, es decir básicamente al inicio del último parcial, y que en el Cortegada Sara Gómez estaba bajo mínimos. La capitana, y faro de las arousanas, hizo un partido descomunal tras haber estado con fiebre durante toda la semana y sin poder entrenarse, pero llegó un momento en el que tuvo que izar la bandera blanca y pedir la rendición.

El paso por el banquillo de la capitana fue la puntilla que le faltaba un equipo que encajó nada menos que 29 puntos en el último cuarto y que perdió por una diferencia que, quizás, no refleja lo que pasó en el encuentro. Sara, por cierto, fue la máxima anotadora de las vilagarcianas.

?GDKO Ibaizabal: Oguinorin (10), Arrien (4), España (8), Agirregoika y Arroyo (28) -equipo inicial-, Ferris (9), Peña (8), Bueso (2), Lázaro (8) y Azkue (4). 

Cortegada: Sara (17), Salomé (13), Cristina Loureiro (8), Izabella Sangalli (6) y Hannah Shaw (8) -equipo inicial-, Andrea Ríos (4), Miriam (4) y Yessica.

Parciales cada cuarto: 17-8, 22-17 (39-25), 13-19 (52-44) y 29-16 (81-60).

Árbitros: Paris y Cortés. Señalaron diecisete faltas al GDKO Ibaizabal y 12 al Cortegada.

Incidencias: Encuentro de la 18.ª jornada de la Liga disputado en el polideportivo Urreta

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Al Cortegada se le acabó la gasolina