Una cuesta de enero para la esperanza

El Arousa jugará tres de sus cuatro próximos partidos en A Lomba


vilagarcía / la voz

Pese al intratable ritmo que están manteniendo los cuatro grandes de la competición, el Arousa ha conseguido tomar las uvas a una distancia de las cuatro primeras posiciones que todavía no parece insalvable. El conjunto vilagarciano logró recomponer la figura con dos victorias, un empate y una derrota en los cuatro últimos encuentros y se ha plantado con 30 puntos tras las 18 primeras jornadas de la competición. Una cosecha más que correcta, pero liviana ante la marcha que mantienen el Bergantiños (42 puntos), Racing de Ferrol (40), Barco (37) y Compostela (35). El UD Ourense, que bajó el ritmo en las últimas jornadas, tiene 33 puntos.

El Arousa afronta la cuesta de enero con la esperanza de la mano porque el calendario le reserva nada menos que tres de sus cuatro próximos encuentros ante su afición en el campo de A Lomba.

La serie arrancará este domingo contra un Somozas que también está peleando por acercarse a la zona noble de la clasificación y que acumula nada menos que seis encuentros consecutivos sin conocer la derrota, con cuatro victorias en la serie. Su último triunfo, por cierto, fue nada menos que contra el Compostela.

El partido contra el Somozas será el que ponga el punto y final a la primera vuelta de la competición de Tercera División y el Arousa arrancará la segunda jugando de nuevo en su terreno de juego. El rival será el Ourense CF, otro de los conjuntos que están en la zona alta de la clasificación y, por lo tanto, uno de esos duelos directos en los que la diferencia de goles particular. En el encuentro que abrió el campeonato, el conjunto de Rafa Sáez consiguió la victoria por la mínima (0-1) tras un partido muy serio, que resolvió Sylla en una acción a balón parado.

Tras enfrentarse a los ourensanos, el Arousa deberá jugar su único encuentro fuera de casa de los próximos cuatro. Lo hará en el terreno de juego del recién ascendido Polvorín. A los lucenses les está costando adaptarse a esta Tercera División y aparecen en el puesto 17 de la clasificación con 17 puntos. Pese a ello, conviene recordar que al conjunto vilagarciano le había costado bastante sacar adelante aquel encuentro, en el que venció por la mínima y un ajustado 2-1 en el resultado final.

El derbi

Y el tercer encuentro ante su afición lo jugará el Arousa el primer fin de semana de febrero nada menos con un derbi en el horizonte. Será el que le enfrentará al Céltiga, que está en pleno proceso de rearme del equipo, en el campo de A Lomba. También se habían llevado la victoria los vilagarcianos en el encuentro de la primera vuelta. Era un Arousa que estaba funcionando con una destacado nivel de solvencia y que consiguió los puntos en juego del Salvador Otero con un claro 0-2.

Ribadumia y Céltiga, con la esperanza de que sus dinámicas cambien con el año

Muy largo se le ha hecho el primer tramo liguero tanto al Ribadumia como al Céltiga. Los dos equipos han sufrido avatares de todos los colores que les han llevado a aparecer en la zona más peligrosa de la clasificación de Tercera División. Y ambos seguro que esperan que con el nuevo año sus respectivas dinámicas cambien.

El Ribadumia, golpeado por varias lesiones en jugadores importantes, ha ido de más a menos. Ocho derrotas en los diez últimos partidos solo pueden servir de compañeras hacia el abismo. Tiene un problema claro el conjunto de Luis Carro con una sangría defensiva que le ha llevado a ser el equipo más goleado de la categoría con una media de dos goles encajados por encuentro. Sin embargo, y curiosamente, el refuerzo que ha llegado hasta ahora ha sido para la parcela ofensiva. Un refuerzo notable, por otro lado, puesto que Tomás Abelleira es uno de los referentes claros en la categoría.

Si la situación del Ribadumia es mala, por inesperada, la del Céltiga es sencillamente preocupante. El cambio de entrenador, al menos por el momento, no ha conseguido cambiar la dinámica del equipo, que acumula ocho derrotas consecutivas y está en la penúltima plaza de la clasificación, con solo 14 puntos, y por delante de un Porriño que parece sentenciado.

El Céltiga también se ha reforzado en el parón invernal. El Silva, un rival directo por la permanencia, será su próximo adversario.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Una cuesta de enero para la esperanza