El Rasu se regala un homenaje en su primer triunfo

Los de Kito Parada pasaron por encima del Oar, rival directo por la permanencia


vilagarcía / la voz

Marcador cada cinco minutos: 2-2, 3-4, 4-4, 7-5, 9-6 y 14-8 (al descanso); 19-11, 23-13, 25-16, 28-19, 32-19 y 37-21 (resultado final).

Árbitros y exclusiones: Pablo Álvarez y Marcos Pérez. Castigaron con dos minutos a los jugadores visitantes Miguel (min 26) y Santiago (min 53).

Rasoeiro (37): Adrián Fernández, Diego Fernández (2), Nacho (2), Omar (1), Álvaro (3), Bruno (5), Martín, Sergio (8), Alan, Borja (3), Aarón (5), Adrián Costa, Mouco, Pablo (6), Brais (1) y Manuel (1)

OAR Coruña (21): Manuel (1), Daniel Buño, Daniel Picado (2), Alejandro Naya, Sergio (6), Pedro (1), Mario, Carlos (1), Zas (4), Miguel, Santiago, Jaime, Daniel Mcnamee, Adrián (3) y Eduardo (3)

Llegaba el Calmear Rasoeiro a la quinta jornada de Liga -la Real Federación Española de Balonmano le obligó a aplazar su duelo con el Teucro B- obligado a ganar. Tras tres derrotas, las dos primeras con goleadas del Cañiza y Seis do Nadal, el conjunto que dirige Kito Parada no podía permitirse el pasado sábado pinchar ante un Oar Coruña que arrancó la Liga como uno de sus contados rivales por eludir los dos puestos de descenso directo en el Grupo A de la Primera División Estatal Masculina; y más cuando tocaba jugar en el Pabellón Novo Monte da Vila. Y el Rasu no solo no falló, sino que se regaló a sí, y a su sufrida afición, un aplastante triunfo por 37-21 que le asegura además virtualmente el goal average en caso de tener que recurrir a él al término de la temporada.

Sobre la cancha grovense coincidió que «eles non tiveron o día, e a nós saíunos todo ben, e xogando máis en equipo cá nunca», comentaba ayer Kito Parada. Un partido que fue rodado en cuanto el Rasu logró romper la dinámica de juego lento que había conseguido imponer en el primer cuarto de hora su rival, para voltear un 2-4 en contra con un parcial de 6-0. A partir de ahí, frente a un adversario con una plantilla demasiado joven en su mayoría, el Calmear no hizo más que aumentar su ventaja. Yéndose al descanso ya seis arriba, 14-8. A los diez minutos de la reanudación la ventaja era ya de diez, 23-13.

Cuatro juveniles locales en pista

Tal fue la superioridad meca, que su técnico se pudo permitir jugar el último cuarto de hora con cuatro juveniles simultáneamente en pista, después de haber pasado por vestuarios al descanso con todos los integrantes de su convocatoria con al menos siete minutos en acción, lo que facilitó al Rasoeiro imprimir en todo momento un ritmo muy alto a su balonmano.

«Facíanos falta unha vitoria para coller confianza», declara Kito Parada, que junto a sus hombres ve ahora a cinco rivales por debajo en la clasificación. El Luceros y Oar Coruña, con sus mismos 2 puntos y un partido más jugado, y Teucro B -dos encuentros menos-, Academia Octavio Vigo y Conservas Boya Camariñas -un partido más-, con 0.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Rasu se regala un homenaje en su primer triunfo