«El país ya sufrió las siete plagas, y si cae un meteorito, caerá allí»

Tras un permiso, regresa a la isla en la que los Leones construyen orfanatos y escuelas


vilagarcía / la voz

José Luis Peso (Bruselas-1964) dejó el 14 de diciembre del 2010 a su familia en Vilagarcía y su puesto de trabajo en la comandancia de la Guardia Civil y se sumó a una misión de Naciones Unidas para colaborar en la reconstrucción de Haití tras el terremoto. Su trabajo, dentro de la Policía Civil, consiste en instruir en prácticas de tiro a los agentes haitianos. Pero Peso es también presidente del Club de Leones de Vilagarcía, por eso su tiempo libre en la isla lo dedica a acciones humanitarias. Un mes antes de que finalice su misión, disfrutó de unos días libres con la familia, y desde la ciudad arousana repasa su experiencia.

-Llama la atención que usted instruya a la policía en prácticas de tiro cuando es un país marcado por la violencia.

-Pues sí, es como vivir en la prehistoria. Hay una treintena de homicidios al día. Pero es que no es solo instruirlos en tiro y armamento, se trata también de enseñarles que las armas son para defenderse, no para utilizarlas contra la población. He formado en este tiempo a 820 alumnos de la policía.

-¿Cómo se encontró el país cuando llegó, meses después del terremoto?

-Era un caos absoluto, y poco se avanzó. Sigue habiendo gente en la calle, y un millón doscientas mil personas viven en campos de refugiados. Carecen de infraestructuras, no tiene recursos y no hay dónde realojarlos, los niños no tienen padre ni madre ni Estado, cada dos por tres sufren tormentas tropicales, yo viví cuatro huracanes, las condiciones higiénicas son nulas y el agua propaga el cólera. El país ya sufrió las siete plagas, y si un día cae un meteorito, caerá allí.

-¿Cuál es su misión como representante del Club de Leones?

-Hay diez clubes de Leones en Haití, y siguen en franca expansión. Ellos nos piden ayudas para orfanatos, para crear escuelas... Hemos puesto un dinero para escolarizar a los niños, porque allí no hay educación pública, todo es privado y cubrir las necesidades escolares de cada niño cuesta 120 dólares al año, y el 70% de la población es analfabeta. Ahora, el Club de Leones de Vilagarcía va a mandar una cantidad para apadrinar a quince niños. Estamos llevando ocho orfanatos y atendemos 890 niños; antes estaban en la calle, dormían en el suelo. Les hemos puesto camas, les damos de comer... Es un grano de areno en la gran miseria de Haití, pero donde llegamos se nota la mejoría. Nosotros nos hemos centrado en el eslabón más débil, que son los niños y las mujeres, porque ancianos no hay; la esperanza de vida no supera los 45 años.

-¿Y qué les ofrecen a las mujeres?

-Tenemos microcréditos que hemos entregado ya a 21 mujeres en el barrio más peligroso de Haití; son víctimas de la violencia de género, que es algo terrible. Ser haitiano y ser mujer es una verdadera desgracia. Con 12 años ya son madres, y cada hijo es de un padre distinto. Les damos a cada una entre 250 y 500 euros a fondo perdido, están obligadas a reembolsar el crédito, pero en cantidades simbólicas de cinco dólares al mes, aunque algunas, si les va bien, lo reembolsan antes. Les hacemos ver que si ellas generan un beneficio, otras mujeres se van a beneficiar de esas cantidades que devuelven, porque el dinero se reinvierte, son diez mil dólares en circulación que van a generar una cadena de beneficios. Casi toda la inversión es para puestos en mercadillos, para que vendan sus productos o los cocinen. La alimentación es muy básica, a base de arroz y legumbres, hacen potajes y como mucho, tienen pollo. Allí no hay pan, que es lo que más hecho de menos, y el pescado no se puede comer porque está contaminado por el cólera. La ropa nos la mandan en contenedores desde Miami.

«La gente sigue en la calle, aún hay más de un millón en campos de refugiados»

«Nos centramos en los niños y en las mujeres, en los ancianos no, porque no hay»

«Hay una profunda tristeza en los ojos de los niños, es lo que más conmueve»

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

«El país ya sufrió las siete plagas, y si cae un meteorito, caerá allí»