El deterioro del cine El Marino avanza tras caer ayer el tejado del edificio

R.E. VILAGARCÍA/LA VOZ.

AROUSA

19 nov 2010 . Actualizado a las 02:00 h.

El cine El Marino sigue cayéndose a pedazos. El pasado viernes se desplomó el falso techo de la zona situada sobre la recepción de la vieja sala de proyección. Ayer sobre ese punto volvieron a llover los cascotes. El tejado, que había quedado en un precario equilibrio tras la pérdida de la cubierta, se vino abajo a primera hora de la tarde, abriendo un enorme boquete. Como había ocurrido la semana pasada, el desplome se produjo hacia el interior del edificio, sin causar más perjuicios en la vía pública que la rotura de los cristales de la puerta.

Tras el incidente del viernes, el Concello había encargado a los técnicos municipales la elaboración de un informe sobre el estado del edificio. Ayer por la tarde, el aparejador municipal se trasladó de nuevo al inmueble para volver a revisarlo. Hoy mismo entregará su informe al concejal de Seguridade, Alfredo Bea, que «tomará as medidas necesarias» para garantizar la seguridad en la vía pública.

El alcalde de O Grove, el socialista José Antonio Cacabelos, calificó ayer como «triste y lamentable» el progresivo deterioro de un edificio que «es un emblema de nuestro pueblo». El regidor recordó que al inicio del mandato el gobierno local, entonces integrado por cuatro formaciones políticas, había entablado negociaciones con los propietarios encaminadas a la adquisición del inmueble. Aquellos contactos no prosperaron, y en la actual coyuntura de crisis «es muy difícil volver a plantear una operación de esas características». En todo caso, Cacabelos mostró su deseo de que los titulares del edificio asuman los trabajos necesarios para su rehabilitación. «Ojalá lo puedan arreglar. Si lo hacen, nosotros mantenemos el compromiso de alquilarlo para la realización de todo tipo de actos municipales», señaló el primer edil.

Ese acuerdo ya estuvo en vigencia en su día, pero se convirtió en papel mojado cuando se detectaron los primeros problemas de seguridad en este edificio de la céntrica vía. Eso ocurrió hace ya dos años. Desde entonces, en el inmueble de la céntrica vía no se realizaron obras de reforma ni de consolidación de la techumbre.