La Juventud, divino tesoro deportivo

El edificio de la antigua Acción Católica fue el germen de los clubes de cabecera de Cambados. El de fútbol organizará el domingo una comida conmemorativa


El Juventud Cambados ha adelantado este domingo su partido de Liga en el campo de Burgáns a una atípica hora, las doce de la mañana. El motivo del cambio, facilitar y fomentar en la medida de lo posible la asistencia a la comida conmemorativa con la que dos horas y media después se cerrarán los actos de celebración del 75 aniversario de la inauguración de la sede de Acción Católica en la villa del albariño. La hoy conocida como Xuventude, bautizada en 1934 con el nombre de edificio de La Juventud.

No es de extrañar que sea el propio club de fútbol el que se haya decidido a organizar el ágape dominical. Como tampoco lo es la palabra que antecede al topónimo en el escudo de la entidad. Y es que de La Juventud surgieron las tres sociedades deportivas de cabecera hoy en Cambados: el Juventud en el mundo del fútbol, el Xuventude en el baloncesto, y el Cambados Tenis de Mesa.

El joven historiador local Jacobo Domínguez recoge la conexión entre el centro de Acción Católica y el nacimiento de estos tres clubes en su libro de reciente edición A Juventud de Cambados. 75 anos de historia .

Fútbol en A Merced

El fútbol y Juventud Católica comenzaron su relación desde prácticamente el mismo nacimiento de la asociación, en 1929, fortaleciéndose a partir de 1932 con la inauguración del hoy desaparecido campo de A Merced, donado a la entidad.

Comenta Domínguez en su libro que el Juventud contaba con «un equipo que se facía e desfacía cada ano, carecendo dunha organización estable e dunha competición regular neses anos 30. Pese a iso, dende a primavera de 1935 xa tiñan varios días de adestramentos á semana, que nos anos 40 eran pola mañá cedo antes de ir a traballar». Las temporadas entonces se prolongaban desde mayo a septiembre.

La actividad de Juventud Católica sirvió de catalizadora para la creación del Club Deportivo Cambados en 1948. «Por unha serie de débedas este desapareceu», apuntaba ayer Domínguez, y en su lugar, en 1963 surgió el actual Juventud Cambados.

A pesar de su nombre, el historiador aclara que la nueva sociedad deportiva «non pertencía a La Juventud. A maioría dos directivos estiveran vencellados a ela, e decidiron bautizar o club así porque era o nome que representaba a toda a mocidade de Cambados. Ademais, o campo no que xogaban era o da Merced, que pertencía a La Juventud».

Al margen del fútbol federado, desde Acción Católica se siguió dando cabida al balompié. Sobre todo en el pequeño campo que había en el lateral de A Xuventude, entre este y la carballeira de San Francisco, donde fueron centenares los chavales que jugaron descalzos en una época en la que el calzado «era un ben de luxo e tiña que facerse durar moito», señala Domínguez.

Baloncesto en caída

Curioso es el germen del baloncesto en la Juventud Católica. En la década de los 70 el patio de butacas del antiguo teatro del edificio de A Xuventude fue la primera cancha de la localidad, «colgando directamente as canastras das paredes laterais» y con el suelo «conservando o desnivel propio de calquera cine ou auditorio». Allí se organizaban torneos internos, y allí se creó en 1978 el Xuventude Cambados. Primero en categoría femenina, para ampliarse al poco tiempo a la masculina.

El éxito del tenis de mesa

Anterior al bum del baloncesto en Cambados es el del tenis de mesa, con campeonatos internos en La Juventud desde los años 50. De ahí surgió en la década de los 70 «un pequeno grupo de rapaces con grandes condicións que levaron o tenis de mesa a outro nivel, florecendo en 1976, xa na Sociedade Cultural, como un club federado», se recuerda en la obra de Domínguez. Los hermanos Prado, Moncho Padín, Enrique Barreiro o Enrique Trapote figuraban en un proyecto que años después desembocaría en el actual Cambados T.M.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

La Juventud, divino tesoro deportivo