La tercera planta del hospital no abrirá en la fecha prevista por retrasos en las obras


La tercera planta del hospital no estará construida en las fechas previstas. Si se hubiesen cumplido los plazos, todo debería estar listo para culminar las obras en las próximas semanas, ya que se contaba con que finalizasen los trabajos al inicio del próximo año. Pero hay una razón preocupante detrás de ese retraso, que no es, como cabría esperar, las lógicas dilaciones que se suelen producir en las obras, que a menudo no se entregan en los plazos previstos. Se trata, más bien, de la crisis inmobiliaria, que ha puesto sobre las cuerdas a la empresa constructora encargada de las obras de ampliación del Hospital do Salnés.

Como se hizo público hace ya unas semanas, la constructora Alcuba ha presentado suspensión de pagos. La difícil situación que atraviesa el sector de la construcción y la falta de liquidez de los mercados financieros han abocado al grupo gallego Alcuba a acogerse a un proceso concursal, lo que antes se llamaba suspensión de pagos.

Alcuba, con sede social en el municipio coruñés de Culleredo, es una de las empresas de obra pública más importante en Galicia, partida que absorbe el 97% de su facturación, aunque en los últimos tiempos entró también en el sector de la promoción privada de viviendas. El volumen de negocio de la compañía se situó en torno a los 80 millones de euros en el año 2007, cuando su plantilla ascendía a 200 trabajadores. Pero la constructora ya había empezado a notar hace años un descenso en su actividad. Fuentes próximas a la compañía indicaron que una de las causas que la llevaron a la suspensión de pagos fue la ejecución de una obra en la Expo de Zaragoza que requirió una gran inversión y que el mes pasado aún no había cobrado.

Desconcierto

Los temores de que la situación en la que se encuentra la empresa impidan finalizar las obras del hospital corrieron esta semana entre los trabajadores. De entrada, los trabajos van retrasados, pero las informaciones que llegaron al comité de empresa hablaban, incluso, de paralización. Los representantes de los trabajadores nada saben de suspensión de pagos ni de procesos concursales, pero se temen que las obras queden como están y que, si la firma quiebra y abandona el proyecto, los trámites para rescatar los trabajos y sacarlos de nuevo a concurso puedan retrasarse un año.

Hay que tener en cuenta que la creación de la tercera planta puede producir un efecto dominó sobre los demás proyectos del plan director del centro sanitario, que incluyen la ampliación del área de urgencias, la creación de nuevas consultas y la construcción de un párking subterráneo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La tercera planta del hospital no abrirá en la fecha prevista por retrasos en las obras