El glamur a cuatro ruedas

Reportaje | El Rally de Invierno trae a la comarca a los clásicos del motor Como los de las películas de James Bond. Los Aston Martin y los Porsche 911 vuelven al asfalto. Será este sábado en las carreteras de las rías de Arousa y Pontevedra


vilagarcía

El Rally de Invierno Casino La Toja traerá a las rías de Arousa y Pontevedra un museo rodante. Noventa y cinco vehículos tomarán la salida el sábado en A Toxa y recorrerán la comarca durante todo el día, con paradas en Vilagarcía y Sanxenxo.Esta iniciativa ofrece una ocasión única para ver verdaderas joyas del parque automovilístico nacional, coches muchos de ellos considerados patrimonio histórico y que rara vez se pueden ver por nuestras carreteras. La séptima edición del clásico Rally Rías Baixas pasa por ser «la prueba de regularidad más importante de la Península Ibérica», según explicaba ayer el portavoz de la organización Alfredo Bárcena. La estrella es un Mercedes 300 SL, del año 1955, que sale por primera vez a la carretera después de haber estado celosamente guardado en un museo. Su propietario lo adquirió en Alemania por nada más y nada menos que 360.000 euros. Pero no es la única pieza de coleccionista. También se podrá ver uno de los únicos ocho ejemplares que hay en el mundo del Porsche 901; un Volvo PV 444 de 1947 y uno de los Aston Martín que popularizaron las películas de James Bond. Son piezas para ricos. Mercedes S.L. aparte, los coches más valiosos no bajan de los 120.000 euros, pero los hay para todos los gustos y bolsillos. Los pilotos no son sólo millonarios y excéntricos del volante «también hay mecánicos y empleados de gasolineras que vienen con su mini», explicaba Bárcena. Junto a ellos estarán profesionales y algún padre con su hijo de tan sólo doce años como copiloto. «No pretendemos que sea una prueba elitista, aunque por el nivel de los coches, lo es». La inscripción cuesta 330 euros por vehículo, cantidad que cubre todos los gastos de hotel y comidas. Éste quiere ser un rally popular pero sin perder el glamur de la época dorada de los clásicos. Va a ser difícil recrear el ambiente del Mónaco de Grace Kelly, pero los nostálgicos podrán intentarlo. «Yo recuerdo el rally Rías Baixas de los años sesenta, cuando entre las actividades había un ballet en Castrelos, un paseo en barco por la ría y cenas de gala. En aquellos años no había patrocinadores ni premios en metálico y llegaban a venir coches desde Finlandia. Ahora todo se ha profesionalizado y nosotros queremos recuperar el concepto de rally que se ha perdido, recuperar su contenido turístico y cultural, explicaba Barcena. Y con este empeño, se ha programado para el sábado una cena de gala con entrega de premios y en la que será obligatorio el esmoquin. Los coches y sus pilotos llegarán de toda España y Portugal. Las salidas se sitúan en Lisboa, Pamplona, Bilbao, Oviedo y Ávila. El punto de encuentro e inicio del rally será el viernes, en Monforte de Lemos. De allí saldrá la caravana rumbo a A Toxa, tras cubrir una primera etapa por las sinuosas carreteras de las riberas del Miño. Tras pernoctar en la isla, los autos volverán a poner a punto sus motores para las diez. A las 10.01 horas-las salidas se espacian un minuto entre participante y participante- empezará la segunda etapa que se desarrollará por las carreteras secundarias de los montes de Meaño y Lobeira hasta llegar, a las once de la mañana, a Vilagarcía. De ahí emprenderán rumbo al Barbanza y a las tres volverán a la ciudad para concentrarse en el recinto de Fexdega. La prueba se reanudará a las cuatro de la tarde con un recorrido que llevará a la caravana de clásicos por Armenteira, Poio y Sanxenxo. A las cinco y media habrá una prueba de habilidad el circuito Paris Dakar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El glamur a cuatro ruedas