La última década del siglo XIX


Cuando Sargadelos cierra en 1875, el Concello de Cervo con sus parroquias se debate buscando alternativas para sus habitantes. Lo hace con dos hechos propios de la costa gallega. La emigración y la navegación. Lo segundo es innato a su tradición. A la postre cuando describen sus lindes norteños usan esa hermosa frase «limita al norte con Inglaterra mar por medio».

Pero también resulta esclarecedor consultando la matrícula de actividades industriales y comerciales cuales son las fuentes de riqueza por las que los propietarios -así figuran como sujetos de profesión- pagan sus impuestos al Concello.

En 1890 Cervo tiene una población censada de 4.443 habitantes, con una matrícula de 45 actividades, la mitad situadas en el puerto de San Ciprián, dónde pagan sus impuestos hasta doce navieros. Uno de ellos será el Alcalde, Santiago Álvarez , al que auxilia como secretario municipal, José Basanta Mariño. En la misma descripción, llama la atención la existencia de hasta 14 molinos movidos por aguas y que trabajan con las plantaciones de cereales.

Como servicios más importantes figura una secretaria de juzgado, que ejerce mi pariente Manuel Fernández Méndez, hasta 1894 en que le sustituye José María Crego. La farmacia de Don Julián López García situada en la actual plaza de A Caosa, y cuyo dueño había llegado a San Ciprián desde Portbou en Gerona para hacerse cargo de la Administración de la Aduana, casará con una hija del naviero e industrial José María Ríos. A la muerte de su esposa regresará a su A Guarda natal dónde será boticario y uno de los hombres más activos en la excavación del Castro de Santa Tecla. El médico titular será Atilano Castrillón. En 1891 el Concello de Cervo decide dividir el Municipio en dos secciones electorales: Cervo que comprenderá Burela, Sargadelos, San Román, Rúa Y santa María de Cervo; mientras que Lieiro se queda con San Ciprián-Santa María de Lieiro y Castelo.

En 1897 se produce un hecho que hoy resultaría insólito. El Gobernador Civil de la provincia de Lugo suspende de sus cargos a los Concejales, Alcalde y destituye al Secretario del Ayuntamiento Jesús Basanta Mariño por: no completar el padrón municipal y sus células declaratorias, pagar a los funcionarios del concello como si fueran titulados, no rendir cuentas de la recaudación para consumos, no celebrar reuniones de las Juntas de Instrucción y Sanidad, por el nombramiento anómalo del médico.

Los navieros dados de alta son: Santiago Álvarez Rey; Cosme Álvarez; Antonio Fernández; Joaquín Fernández; Ramón Fra; Demetrio Gómez; Andrés Martínez; Francisco Ponte; José María Ríos; Antonio Villarmea; Serafín Fernández. Los dos establecimientos que suministran víveres son los que regentan José María Ríos y Darío Baltar Baltar -mi pariente- Lo hacen a la población y a los barcos que cargan y descargan en «Los Campos», tras entrar en la ría mediante un torno que será causa y motivo del posterior nombre a la playa de La Concha. Dicho puerto natural que fue de Las Reales Fábricas de Sargadelos, requiere drenajes continuos para eliminar la arena y facilitar el calado necesario a sus funciones, siempre bajo la luz del faro en La Atalaya, puesto en marcha en 1864.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La última década del siglo XIX