La undécima se resiste al Pescados Rubén

El Torreblanca Melilla frena la racha de diez victorias seguidas de un Pescados Rubén que desperdició dos dobles penaltis y una expulsión


REDACCIÓN / LA VOZ

Cuatro meses y medio después de aquel empate en Móstoles, el Burela Pescados volvió a tropezar. El freno lo puso esta vez el Torreblanca Melilla, aunque el equipo de Burela salvó su rol de invicto. Entre uno y otro empate, las Guerreiras Laranxas de Julio Delgado conquistaron dos títulos -Copa de la Reina y Supercopa- y enlazaron diez victorias consecutivas en la liga. La undécima se les resistió, sobre todo, porque se encontraron a un rival que, a pesar de su reciente salto a la élite, está dispuesto a hacer grandes cosas entre los gigantes, y también porque a su habitual arrojo no le sumaron esta vez acierto en los últimos metros. Entro otras opciones, las mariñanas desperdiciaron dos dobles penaltis y dos minutos de superioridad por la postrera expulsión de la visitante Fernanda.

El reencuentro del Pescados Rubén con su fiel y animoso aunque escaso público tras dos meses sin jugar en Vista Alegre no fue el partido más espectacular de la campaña, a pesar del buen cartel previo. Se enfrentaban los dos mejor clasificados del subgrupo B de Primera, con la presencia en la fase por el título asegurada, y la igualdad y emoción fueron los mejores alicientes de un duelo de ritmo lento.

Las mariñanas tardaron muy poco en animarlo. Solo habían transcurrido tres minutos de juego cuando Cami perforó la línea de gol en el segundo palo tras un saque de banda de Peque. Sin embargo, otra jugada de estrategia valió el empate para las melillenses, por mediación de Bia.

Aún con ocho minutos por delante, las visitantes completaron su cupo de faltas y el Burela se fue dos veces a la línea de diez metros. Desde ahí chutó fuera Elena Aragón y luego Peque encontró una respuesta prodigiosa de la brasileña Sara Soares. Jane, Bea Mateos y Ale de Paz, en una buena picada que lamió la madera, también pudieron merecer el gol en la recta final de la primera parte.

Fue el Torreblanca Melilla quien encontró la ventaja en el inicio de la segunda mitad, gracias a una buena jugada de Emily, una de las futbolistas de moda en la liga, que superó a Cami y Jozi. Un error de la dorsal 99, no obstante, propició el empate definitivo justo a continuación, en un disparo raso de Peque.

La escuadra mariñana intentó someter a la de Marcio Santos casi hasta el último segundo, pero le faltó el acierto de otras veces. No hizo valer la superioridad por la expulsión de Fernanda en el minuto 36, ni tampoco la que propició Bea Mateos como portero-jugador durante los 120 últimos segundos. 

Doble compromiso

El Burela recuperará dos partidos aplazados en el Vista Alegre la próxima semana. El viernes contra Alcorcón y el domingo ante Móstoles.

PESCADOS RUBÉN BURELA, 2: Jozi; Cami, Ale de Paz, Peque y Dany -quinteto-, y Lara Balseiro, Jane, Leti Cortés, Bea Mateos, Elena Aragón y Luísa Mayara.

TORREBLANCA MELILLA, 2: Sara Soares; Julia, Fernanda, Bia y Emily -cinco de inicio-, y Jacke, Maldonado, Fabi y María Soto. 

GOLES: 1-0, min. 3: Cami. 1-1, min. 11: Bia. 1-2, min. 22: Emily. 2-2, min. 23: Peque.

ÁRBITROS: Carreira Romero y Martínez Torres. Expulsaron con doble amarilla a la jugadora visitante Fernanda (min. 36). También amonestaron a las burelistas Leti Cortés, Luísa Mayara y Cami, y a Fabi por el Torreblanca Melilla.

INCIDENCIAS: Algo más de un centenar de espectadores en el Vista Alegre.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La undécima se resiste al Pescados Rubén