Psicólogos y un mural en el día después de la muerte del alumno de Burela

El funeral por el chico de 13 años fallecido de un paro cardiorrespiratorio se celebrará este miércoles


la voz / burela

«Agora do que se trata é de seguir para adiante, de ver como van pasando os días e todo se vai repousando un pouco». El director del IES Monte Castelo de Burela, Alberte Rodríguez, resumía así la sensación que se tiene en el centro, a raíz de la muerte el lunes de un alumno de 13 años tras sufrir un ataque cardiorrespiratorio cuando se disponía a entrar en clase. Tras conocer el fatal desenlace, sus compañeros, de forma espontánea, tuvieron la idea de elaborar un mural en el que puede leerse «Iker, lembrámoste», en el que han ido pegando mensajes profundamente emotivos escritos de su puño y letra. Fue montado en el vestíbulo del centro, siendo retocado en las horas que siguieron con nuevos mensajes.

Desde el centro finalmente optaron por pedir la ayuda del Grupo de Intervención Psicolóxica en Catástrofes e Emerxencias. Tres psicólogas asesoraron a los profesores sobre cómo sobrellevar mejor en las clases la tragedia vivida y cómo reaccionar ante determinadas respuestas que puedan tener los compañeros del joven fallecido. Según explicó Alberte Rodríguez, las psicólogas también tuvieron algún encuentro con alumnos.

«Calquera axuda para superar isto é boa, para darlle unha volta á situación. A min, dende logo, o que me dixeron valeume. Todos vivimos situacións dramáticas na vida, mortes repentinas, pero un caso así, cun rapaz de 13 anos, non o espera ninguén e ten un impacto moito máis grande», señaló el director, y añadió: «Ante isto, a recomendación non é outra que seguir para adiante».

De ahí la decisión de continuar las clases conforme al horario establecido (la jornada docente en el IES se prolonga de 8.30 a 22.30 horas), aunque sea en un clima de profunda consternación. Las banderas del centro sí fueron arriadas a media asta.

Además, cumpliendo con el protocolo establecido, personal del 061 acudió al instituto para descargar los datos del desfibrilador del centro que fue usado por personal docente en un primer momento para tratar de salvar al alumno, en una actuación que fue fundamental para que lograse ser reanimado, aunque finalmente falleciese tras un nuevo ataque ya en el hospital de Burela.

El funeral se oficiará este miércoles a las cuatro de la tarde en la iglesia de Burela. A continuación, el cadáver será trasladado al crematorio de Cuíña, en Cervo. El horario coincide cuando no hay clase de Secundaria en el IES.

Los profesores usaron un desfibrilador para tratar de reanimar al alumno de 13 años que murió en Burela

J.A.

Con el personal del 061 lograron que recuperase el pulso, pero tras ser trasladado al hospital sufrió otra parada fatal

El municipio lucense de Burela, y en particular la comunidad educativa del IES Monte Castelo, vivió este lunes una jornada negra que costará olvidar: la muerte de un alumno de 13 años de edad, tras desplomarse en el patio del centro cuando se dirigía a clase de segundo de ESO, minutos antes de las 8.30 de la mañana. El joven llegó al centro caminando a pie desde su casa en Burela, como hacía a diario. El instituto está en una breve pero pronunciada cuesta. Al entrar en las instalaciones, cuando estaba con unos compañeros, se desvaneció y cayó al suelo. Una alumna alertó a una profesora y de inmediato acudieron en su ayuda.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Psicólogos y un mural en el día después de la muerte del alumno de Burela