Un hostelero de Foz cierra su bar sin avisar a los tres empleados que nada saben de él

La Voz VIVEIRO / LA VOZ

A MARIÑA

Había alquilado el bar A Ribeira a principios de verano, muy bien situado, y desde el lunes sigue cerrado

09 sep 2021 . Actualizado a las 23:14 h.

La situación no deja de ser un tanto curiosa y extraña en principio. Un hostelero que alquiló este verano en Foz un bar, A Ribeira, en la zona del muelle, muy bien situado, cerró este lunes el establecimiento sin avisar a sus empleados, tres, y nada se sabe de él en este momento. Tampoco ellos, que tienen pendiente de abono el pasado mes de agosto y expresan su preocupación ante esta situación. Le han llamado, tal como señalaba uno de los empleados a este diario, pero no han logrado contactar con él.

En Foz se está comentando este hecho y esta situación, sobre todo después de que este hostelero recibiera ayuda de varios colectivos, ya que antes había pasado por circunstancias personales difíciles llegando a pedir incluso ayuda ante un supermercado de la localidad durante algún tiempo. Cáritas le ayudó entonces y le acogió en su centro en Foz.

Este verano lograron que le arrendasen el local del bar A Ribeira, conocido en la localidad, y atendieron a mucha gente en la temporada alta de julio y agosto. Según fuentes policiales, pudo haber marchado a Mallorca, de donde al parecer es natural. Otras fuentes le oyeron comentar que tenía un problema familiar, por enfermedad de un pariente directo. Lo cierto es que nada se sabe y extraña sobre todo que nada haya comunicado a sus empleados, que deben exponer su situación a Traballo.