Amigos, pero no durante el derbi

Iván Díaz Rolle
IVÁN D. ROLLE VIVEIRO / LA VOZ

A MARIÑA

Xaime Ramallal

El Racing Vilalbés y el Viveiro intercambian halagos antes del partido vital de este domingo a mediodía

06 mar 2021 . Actualizado a las 22:40 h.

Al Racing Vilalbés y al Viveiro los unen sus ganas de atrapar cuanto antes sus objetivos en una Tercera División carísima, y también la ilusión por compartir una rivalidad sana que agradece el fútbol lucense. «O Polvorín é o filial dun equipo profesional, non é o mesmo que o que vivimos tan pouquiño tempo contra o Castro ou o Ribadeo», resume Simón Lamas, impaciente por reencontrarse con Chusky para rememorar viejos derbis: «Cuando yo jugaba el gran rival era el Lemos». En el último que disputaron los celestes en Vilalba en esta categoría, en el 2003, vencieron 0-2 con un tanto del que ahora es su técnico, como recordó el periodista de la Radio Galega Fernando Romero. Jesús Gómez pasa el testigo a sus pupilos para repetir el 2-0 de la ida en Cantarrana (A Magdalena, 12 horas).

Con la mayoría de la provincia abierta y el alivio de las restricciones, ambos entrenadores esperan un ambiente cercano al propio de un duelo con muchísimo en juego. «Como en todos los partidos de la segunda vuelta con este formato», concuerdan los mariñanos, con un punto de renta en la sexta plaza que garantiza la permanencia, y los chairegos, a cuatro del podio que invita a soñar con el ascenso.

En una jornada de reencuentros entre buenos amigos, coincidirán hasta ocho futbolistas que vistieron las dos camisetas, aunque solo los viveiristas Dani Montes, Xaime, Vicente y Javi Rey apuntan al once. Precisamente esos tres últimos se sitúan entre las grandes preocupaciones de Simón Lamas. «O Viveiro é un equipo que arrastra a boa dinámica do ano pasado, valente na presión e con bo balón parado. Con Nico Madero gañan fiabilidade en defensa, Javi Rey e Vicente son debilidades persoais e Xaime é un xogador importantísimo na categoría. E arriba teñen moitos recursos, con Meitín, Rolle, Facu ou Asier», apuntó el estratega de un conjunto «que vai a máis no xogo malia a irregularidade dos últimos resultados».

Un Viveiro con bajas

Los mismos halagos hacia el rival profesa Chusky, que ve a su equipo «en un gran momento» a pesar de la derrota contra el Arzúa. «Otra vez nos penalizaron errores puntuales», resumió centrado ya en el potencial del Vilalbés: «Tienen las ideas claras y mucha calidad de tres cuartos para adelante. Gegunde, Cuadrado, Varela o Aitor son grandísimos jugadores. Me da pena que no juegue Ángel porque es un futbolista que siempre gusta ver», apuntó sobre un hombre que reaparece en la lista chairega, pero todavía no al cien por cien.

David López es la única baja obligada en los locales, mientras que el Viveiro se ve «bastante mermado». Su defensa será recompuesta por la acumulación de amarillas de Edgar y la lesión de Agus, que se une a Iván en la enfermería. Criss tiene molestias.