Los hoteles confían en que las reservas se reactiven pese al brote de covid-19

Hay esperanza en que la situación se normalice y no haya más cancelaciones


ribadeo / la voz

Ser una zona libre de covid-19 era la mejor propaganda que se podía hacer de A Mariña, que justificaba el buen ritmo de reservas hoteleras a partir de la segunda quincena de julio y que hacía prever un verano con una notable afluencia de visitantes. Sin embargo, los brotes de covid-19 han provocado ya cancelaciones y los hosteleros consultados coinciden de forma unánime en que el ritmo de reservas se ha frenado.

José Manuel Pereira, responsable del complejo turístico Las Sirenas de Viveiro, con más de 600 plazas de alojamiento en sus diferentes establecimientos, señaló: «La apertura la trabajamos muy bien para lo que se podía esperar, con la mitad del hotel ocupado y con muy buena demanda de apartamentos, porque es un producto que ahora tiene mucho tirón. La primera quincena de julio es más floja, pero para agosto las reservas iban a muy buen ritmo, pero se paró. Es lógico, se le está dando mucho bombo a estos brotes de A Mariña en todo el país».

Desde el hotel O Val do Naseiro de Viveiro, con 41 habitaciones, apuntaban: «Iba todo muy bien, pero sí que hemos notado un parón. Y hemos tenido cancelaciones. Espero que esto sea cuestión de unas semanas, pero el que se hayan suspendido las fiestas y el ocio nocturno no va a ayudar. Es una lástima, porque en esta zona habíamos tenido mucha fortuna y la influencia del covid-19 había sido menor. Confío en que todo se vaya controlando y volvamos para arriba», señaló María Sanjurjo.

En los apartamentos turísticos Illa Pancha de Ribadeo, por ejemplo, también han tenido cancelaciones de reservas. Y desde el Parador de Ribadeo, que abrió el pasado día 25, su director, Antonio Graña, reconoció el impacto negativo que puede tener el brote de coronavirus, aunque en Ribadeo, por no haber casos declarados, opina que el efecto es menor: «De momento estamos contentos. Las reservas van a buen ritmo. Creo que vamos a pasar un verano normal dentro de la excepcionalidad».

En el hotel Rego de Foz, con 50 habitaciones y un negocio paralelo de 24 apartamentos, también apuntan que para estos días apenas hay reservas. «É o que se podía esperar, pero para agosto estase movendo algo, aínda que moito menos que outros anos», dicen. Opinan que, pese a todo, «agosto vai ser mellor do que podiamos esperar cando empezou todo o do coronavirus».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los hoteles confían en que las reservas se reactiven pese al brote de covid-19