El final del holandés de la flota de Celeiro


El Coelleira nació con el nombre de Poolster (Estrella Polar, en holandés) en 1970, en los astilleros Scheepswerft Haak B.V., de Zaandam al norte de Amsterdam, construcción número 915 para la compañía C. Drijver.

Obedecía a la disposición de arrastrero escalopero del litoral de los Países Bajos, palo bipode proel con dos grandes tangones, para mantener las raspas en la obtención de moluscos bivalvos. Medía 30,03 mts de eslora por 6,83 de manga y desplazaba 142.97 TRB. Equipaba un motor holandés Industrie 8.D.6.HDN de 800 HP. a 500 rpm. Su señal distintiva era GHXZ y foliaba YM 11, de su puerto base Ijmuiden, en la desembocadura del Noordzeekanaal, que une Amsterdam al Atlantico Norte.

En 1986 es adquirido por la multinacional Osprey Trawlers. Cambia la bandera a Gran Bretaña y se registra en Lowestoft, al norte del Canal de la Mancha; su folio será LT 91 y sigue como escalopero. En 1997 es comprado por M.O. Gazelle Fishing Ltd,  de Paingnton, al este de Plymouth, y recibe su primera reforma con el cierre de cubierta, supresión de tangones, adopción de pescantes laterales y su transformación en arrastrero para redes de fondo en caladeros de aguas del Gran Sol. En 2002 pasa a la propiedad de M.O. Suitegift, con puerto base en Milford Haven (Gales).

En 2007 pasa a la sociedad Blue Pesca Ltd y recibe su segunda reforma, con la supresión del palo de proa y cierre de tajabana por popa. Se acondiciona su maniobra para cambio de modalidad y pasa a operar como palangrero. Se folia en el puerto escocés de Oban OB 93 y se renombra Coelleira, pasando a formar parte de la flota operativa del puerto de Celeiro, en su condición de abanderado comunitario. En un principio presentó los colores corporativos del armador José Novo, casco rojo y chimenea rojigualda gallardeteada. Los últimos años el mismo armador cambió la estética de sus barcos al azul oscuro en casco y equipo blanco.

En la madrugada del domingo pasado, cuando se dirigía a puerto descargar la merluza capturada para ser enviada por transporte terrestre hacia la lonja de Celeiro, encalló en el islote Ve Skerries, al oeste de Papa Stour, una de las islas Shetland, archipiélago al norte de Escocia. Rescatados sus 15 tripulantes por el helicóptero de salvamento de la Guardia Costera británica y tras los intentos fallidos del remolcador de altura italiano Ievoli Black por sacarlo de su emplazamiento, se considera que el Coelleira presenta un naufragio con pérdida definitiva.

A punto de cumplir los cincuenta años de existencia se cierra la vida marinera de este holandés que había recalado en A Mariña.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El final del holandés de la flota de Celeiro