s. c.
viveiro / la voz

El tirón de las fiestas históricas en verano continúa y Viveiro, un fin de semana más, después de la «calma» tras el Resu, ha vuelto de nuevo al bullicio en las calles y plazas y a ser testigo en particular de un casco histórico lleno de vida y viajero en el tiempo. Los fans del Mercado Renacentista hicieron del comer y del beber todo un arte, transformando la ciudad en un gran comedor al aire libre, con todo tipo de viandas sobre la mesa, pero con un ingrediente fundamental y que nunca debe faltar, ni en el pasado ni en el presente: la buena compañía y la celebración de la vida. Rincones como la Praciña da Herba, un hervidero de gente.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

En Viveiro, comilonas «renacentistas»