Una jubilada arrasa en los sorteos del comercio en O Vicedo, Viveiro y Burela

Esta mariscadora retirada lleva acumulados 1.000 euros en vales de compra solo en lo que va de año

.

o vicedo / la voz

En O Vicedo ganó un vale de compra de 200 euros, en el de Viveiro dos de 100, y en el de Burela, que tuvo lugar el sábado pasado, uno de 100 y otro de 500. La cara de felicidad de Dolores Salgueiro Parapar se repite en las imágenes en que aparecen los premiados de casi todos los sorteos organizados este año por la Federación de Comercio de A Mariña, como destacó ella ayer mismo. «Levo un montón de premios porque son das que participo moito, e ademais teño moita sorte», sonríe esta jubilada de O Vicedo de 70 años.

-¿Tiene algún secreto para ganar tantos vales de compra? -«Ningún. É a sorte, porque papeletas sempre hai moitas e remexer reméxenas ben, así que non hai trampa nin cartón. O único que pasa é que somos oito na casa e consumo moito por aquí porque non quero que cerre isto e desaparezan os pobos. Só na compra do mes gasto case 800 euros, e iso dá moitas papeletas. E dos oito que somos, catro son fumadores, que estou reñindo con eles todos os días, pero en tabaco vanse outros 200 euros ao mes que tamén dan papeletas». Según destaca Dolores, que fue mariscadora, la fortuna en este tipo de juegos toca a su puerta desde hace algún tiempo. «O ano pasado tocáronme outros 100 euros no sorteo do Vicedo. Na festa dos avós tocoume o lote, e tamén me tocara unha cesta de produtos dun madeirista de aquí. E todo o mundo me di: ‘Hai que sorte, que sorte, colle lotería’», bromea. Como prueba de que esa suerte se está convirtiendo en un imán para amigos y conocidos, Dolores narra una anécdota reciente: «A neta, que está na ximnasia rítima de Burela, tráeme lotería para vender. E co conto de que me tocou, onte [por el lunes] baixei aquí ao Vicedo, e todo o mundo empezou a dicirme que teño sorte, que teño sorte..., e vendín o talonario correndo». -¿En qué va a gastar los premios? -«En seguir comprando no comercio da Mariña. Roupa para os netos, uns zapatos para min que me fan falta, outros para o home, e uns pasteis para as veciñas que me deron unhas papeletas porque non podían ir ao sorteo. Teño onde gastar correndo», cuenta. Y entre carcajadas concluye: «O xenro díxome: ‘Se o sabemos, imos tamén para o sorteo de Ribadeo’».

Votación
5 votos
Comentarios

Una jubilada arrasa en los sorteos del comercio en O Vicedo, Viveiro y Burela