Mondoñedo, potencia «medieval»

Agosto brilla con luz propia en la ciudad episcopal gracias a la fiesta que ayer la llenó de mariñanos y de visitantes

Mercado Medieval de Mondoñedo Mercado Medieval de Mondoñedo

MONDOÑEDO / LA VOZ

El rosetón de la catedral «mira» con entusiasmo a la plaza, a sus pies. Echándole un poco de imaginación, recuperando la que teníamos de niños, hasta se nos podría parecer el ojo de un cíclope que se quiere sumar a la fiesta. Otros personajes que no se ven todos los días salen este fin de semana de su escondite o hibernación para hacer brillar el Mercado Medieval. Pasean el bufón, el gigante malabarista, el cetrero al que aves de porte tan majestuoso obedecen, el verdugo, seres fantásticos que parecen haber salido de un cuento, el Mago Merlín, un fakir... Y todo ello sabiamente adornado con música que nos transporta sonoramente a otros tiempos, artesanos que hacen de oficios que creíamos casi perdidos su modo de vida y su pasión, títeres que hacen las delicias de los niños, juegos que nunca pasarán de moda por mucha play que se invente, etcétera. Ayer eran muchas las citas en la agenda mindoniense y numeroso el público que se acercó a la ciudad, a revivir su fiesta más grande de agosto.

No podemos terminar sin citar una costumbre a la que siempre se entregan los asistentes: la gastronomía. Había degustación gratuita de torreznos. Repartieron 250 kilos. El vino y la cerveza se encargaron de hidratar debidamente la garganta y refrescar el cuerpo en un día de calor.

La Diputación ha impulsado la cita con 32.000 euros. La diputada de Economía, Mayra Garcia, que hacía acto de presencia, explicaba: «Co obxectivo de promover eventos lúdico-festivos de atractivo para a provincia». La alcaldesa, Elena Candia, despachó cuncas de vino y más.

Votación
0 votos
Comentarios

Mondoñedo, potencia «medieval»