El tango embargó de emoción Ribadeo

Comenzó la fiesta indiana, con el embajador de Argentina y un homenaje a los emigrantes


ribadeo / la voz

Un piano, solo, desnudo, y las primeras notas de Mi Buenos Aires querido. No hizo falta más. Su poder de evocación hizo el resto, nudos en la garganta y lágrimas empapando la mirada.

Comenzaba así el merecido homenaje de Ribadeo a los ribadenses residentes en Argentina. Ellos sufragaron una placa de la calle Buenos Aires arrancada hace casi veinte años y tirada a la basura con la remodelación de la calle. Un ribadense la recuperó y guardó, y ayer lució de nuevo.

Y lo hizo con un invitado de excepción, el embajador de Argentina en España, Federico Ramón Puerta. Con él, el alcalde ribadense, Fernando Suárez; el cronista oficial de Ribadeo, Eduardo Gutiérrez, y un buen número de vecinos. Y como cierre, un nuevo tango: Alfonsina y el mar

Fue el preludio de la fiesta que ya se palpaba en la calle, con centenares de espontáneos actores, vestidos de época, de indianos ricos, los que regresaron tras hacer fortuna. En el ambiente también flotaba el recuerdo de tantos que no tuvieron la misma suerte. Porque Ribadeo Indiano excede el interés turístico ?incuestionable, con las calles a rebosar de visitantes?, es una fiesta que, como pocas, hace justicia con una parte muy presente de la historia de Galicia. Ribadeo es una fiesta. Ribadeo es indiano.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

El tango embargó de emoción Ribadeo