Grandes ideas que no pasaron de ser proyectos

María Cuadrado Fernández
M. CUADRADO VIVEIRO / LA VOZ

A MARIÑA

En A Mariña no fructificaron los planes para tener otro parador, un museo de arte ni una pasarela sobre la ría de Foz

21 mar 2016 . Actualizado a las 05:00 h.

¿Cuántos proyectos se han quedado por el camino en la comarca? La mayoría, con base de cemento y planteados en la era de las vacas gordas. A Mariña tampoco fue ajena al bum de los grandes proyectos que no han pasado de ser un sueño, que nunca cobraron cuerpo y que, en su mayoría, solo existieron en los despachos. Las causas de que no prosperaran son diversas y, en algunos casos los proyectos, simplemente se aparcaron, sin más explicaciones.

En la primavera de 1998 se anunciaba para Ribadeo un Museo de Arte Contemporáneo Galego, cuya inauguración serí­a una realidad a finales de aquel año. Entonces, ya se confirmaba que el centro museístico se alojaría en 1.600 metros distribuidos en dos plantas de la Torre dos Moreno y que contaría con más de 400 obras. Se iniciaron los trabajos de limpieza y catalogación de piezas que Guillermo Martínez, titular de la Sociedad de Fomento de Museos Regionales, habí­a cedido para la creación de este centro en el que estaba previsto dedicar salas a artistas de la talla de Laxeiro o Jorge Castillo.

Casi una década después, en enero del 2007, desde el Concello de Burela confirmaban el inicio de los trámites par evaluar la construcción de un aparcamiento subterráneo en la localidad, siguiendo los pasos de Viveiro, donde funciona una infraestructura de estas características desde el año 1998.

A comienzos de octubre del 2002, el exalcalde de Viveiro, César Aja, informaba a los medios de la llamada recibida desde Paradores de Turismo de España instándole a dar un paso adelante y adquirir los terrenos para construir una instalación hotelera de lujo. El 4 de octubre trascendí­a que Viveiro contaría con un parador de turismo, el segundo de la comarca después del de Ribadeo. El exregidor anunciaba entonces el inicio de las gestiones para adquirir en A Ínsua unos 80.000 metros cuadrados de terreno. Aunque en su día se avanzó que Turespaña construiría el parador, el proyecto municipal era más ambicioso, ya que incluía un campo de golf y una urbanización de lujo.

Una pasarela sobre la ría

Entre otros muchos, también se quedó sobre el papel el proyecto para construir una pasarela sobre la ría para unir Foz y Barreiros. La idea ya había sido bautizada popularmente como el Puente de los Manolos, en referencia a los dos regidores que entonces gobernaban ambos concellos: Manuel Marí­a Neira, el de Foz, y Manuel Díaz Sampedro, el de Barreiros. Es un proyecto que revive en prácticamente todas las campañas electorales. Sin abandonar el concello, el último proyecto de estas características fue pensado para ordenar la zona portuaria. El proyecto pasó a denominarse popularmente como el «megapuerto». Lo planteó el PP local en el año 2011, cuando el regidor Javier Jorge Castiñeira se estrenaba como alcaldable.