Suárez ordena demoler el exceso de altura en cinco edificios

Advierte a los promotores que serán sancionados reiteradamente, con multas que llegan hasta 10.000 euros, hasta que «cumpran a lei»


ribadeo / la voz

El alcalde de Ribadeo, Fernando Suárez (BNG), ha dado un nuevo paso en su particular batalla para que cinco promotores derriben el exceso construido en otros tantos edificios de diferentes puntos del casco urbano, que se encuentran al menos parcialmente habitados. El asunto se remonta al año 2008, cuando el alcalde les impuso las primeras sanciones y les ordenó demoler, por no ajustarse la obra ejecutada a la licencia concedida. Dos pagaron las multas, pero nadie derribó lo que le exigía el regidor.

Se trata de un asunto complejo que varios promotores decidieron judicializar. Algunos, como Coto con el caso del inmueble de A Lodeira por una planta ilegal, logró que la multa que le imponía el Concello se redujese de más de 300.000 euros a 60.000, pero como en el resto de los casos la orden de demolición siguió en vigor.

En el caso de un inmueble de la Avenida Rosalía de Castro y de otro de la calle Picarolas, los promotores pagaron la sanción, pero no demolieron. El resto de multas, que en total superan el medio millón de euros, están en fase de cobro en la vía ejecutiva.

Ahora, Fernando Suárez ha decidido dar otro paso, enviando requerimientos a los cinco promotores en los que les da un plazo para ejecutar la demolición (previa audiencia) y les advierte de que en caso de no hacerlo serán sancionados con multas coercitivas, que según la gravedad de los casos llegan a los 10.000 euros. Estas ?dice Suárez? se reiterarán hasta que el derribo sea una realidad. También cita la ley que ampara al Concello para ejecutar la demolición por la vía subsidiaria y, después, pasarles la factura. Eso es, por ejemplo, lo que está haciendo en la calle Irmáns Moreno Ulloa, donde se está tirando parte de la techumbre, si bien sobre este caso pesaba una resolución judicial.

Consultado al respecto, el alcalde reconoció que es cierto que ha enviado estas multas a los promotores, pero se limitó a manifestar que se trata de un procedimiento reglado, que sigue su curso para cumplir con la legalidad. No quiso valorar el supuesto perjuicio que se podría provocar a los residentes en los edificios: «O meu goberno municipal non incumpriu a lei e limitámonos a facer que se cumpra. Que a cumpra todo o mundo, porque non pode ser que uns promotores respecten as normas e outros non. Mentres non derruben a parte ilegalmente construída e os edificios se axusten á licenza que teñen, actualmente, coa lei vixente, o Concello non pode conceder a licenza de primeira ocupación, por moito que no lo pidan os veciños».

«Mentres non derruben a parte ilegal o Concello non pode conceder a licenza de primeira ocupación»

Fernando Suárez

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos

Suárez ordena demoler el exceso de altura en cinco edificios