Cual Tarzán por montes de Viveiro

El nuevo parque Roq Park, aventura y adrelanina entre árboles y fauna

y. g.

Las niñas y los niños subían. Avanzaban. Se asustaban. Y después de pasar el primero de los obstáculos... sonreían. “«No puede ser tan complicado», pensaba yo, con mi mirada puesta en el nuevo circuito de Roq Park en el viveirense monte San Roque, recién inaugurado, casi sin estrenar. El proyecto de la empresa Roqsport es un parque de aventuras entre los árboles de una reserva de flora y fauna. Un entorno natural privilegiado para una iniciativa pionera en el norte gallego.

Ensimismado en mis pensamientos, escucho: «¿Subes ya, o qué?». Pregunta Felipe Martínez. Es uno de los responsables de Roq Park. Observo a mis compañeros de viaje, los niños, mientras él me comenta: «Los chavales están en los circuitos fáciles, así que a ti te toca el más complejo». El número 4... se masca la tragedia. Y ahí estoy yo, encaminándome a un juego infantil que asusta a un adulto. Y por si fuera poco, bajo la cámara de mi compañero Xaime. Al menos, pienso de nuevo, quizás la foto de mi caída se haría viral y yo, famoso.

Fue poner el primer pie sobre la madera de la estructura y soltarme. Ya desde el árbol, atado bien firme al cable metálico de seguridad y observando el circuito desde dentro, sentí que igual hasta me lo pasaba bien. Y así fue. Con el fotógrafo indicándome cómo posar y con el ambiente más relajado, me fui aventurando. Las tirolinas sucedieron a las cuerdas y estas, a las estrechas plataformas de madera. «¿Es muy difícil?», me interrogó un niño desde un árbol cercano. Por su cara, debía de estar experimentando lo mismo que yo minutos antes. Y la verdad es que no lo era. Con un pequeño esfuerzo y un poco de xeito, Roq Park se convertía ya en un lugar donde disfrutar de una tarde de ejercicio y de risas. Y sentirse Tarzán por un instante.

Recorrido totalmente seguro

Ya con los pies en tierra firme, pude compartir una pequeña charla con Felipe Martínez, quien me comentó, como pude comprobar, que el sistema de anclaje a la llamada «línea de vida» es totalmente seguro para todos los públicos: «No es posible quitárselo hasta que no se llega al final». El mecanismo consiste en una pieza de metal que se va pasando por el cable que avanza a lo largo de todo el circuito. En caso de caída, nos suspendería en el aire al ir agarrada a nuestro arnés.

Felipe añade que esta es una de las señas de identidad del parque, pero no la única. De hecho, otra es el entorno privilegiado en el que se encuentra, por no hablar de la fauna que lo rodea. O, más bien, que está debajo de los pies al realizar la actividad. Seguramente los animales estén pensando: «¿qué hacen esos humanos ahí arriba?». «Es la reserva de la Mancomunidad de Montes de San Roque, que integra de todo: desde gamos hasta un ñandú», cuenta Felipe. Esto aporta un «plus» de espectacularidad, de curiosidad y de emoción.

Para el futuro, la empresa intentará acercar el resto de sus actividades a las instalaciones de San Roque, pues disponen en su menú de numerosas ofertas: tiro con arco, escalada, senderismo, paintball… Martínez hace referencia a lo costoso de este proyecto, tanto en la vía monetaria como administrativa, pero no duda en su deseo de «seguir creciendo con Roq Sport». ¿Qué será lo siguiente?

«Siempre hay gente a la que le cuesta más o menos hacer el circuito», comenta Felipe, mientras yo espero que no lo diga por mi. Algunos creemos que no somos capaces, pero luego disfrutamos a tope. Y es que el recinto es accesible para todo el mundo, también para personas con diversidad funcional, que ya superaron más de una vez los obstáculos del circuito. El responsable de Roq Park menciona un caso que le llamó especialmente la atención por la capacidad de superación que el ser humano puede llegar a tener: se trataba de un niño que carecía de manos pero que, sobradamente, fue capaz de terminar el recorrido con los ánimos de sus amigos y su propio arrojo. Felipe lo cuenta con orgullo: «Se soltó y lo hizo genial».

Seguro, emocionante, divertido y en un enclave maravilloso. ¿Qué más se puede pedir de una tarde en la te sientes como un niño que sueña con aventuras así?

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Tags
Comentarios

Cual Tarzán por montes de Viveiro