Que no, que no cambie nunca

Xoel López descubrió «Sueños y pan» y revisó himnos en Ferrol


Se resguardó, con sus músicos, entre bambalinas. Pero la plaza de Amboage, en silencio en ese momento, sabía que habría un poco más de Xoel López para disfrutar. Así que, las luces se volvieron a encender y, como muchos aguardaban, empezó a repetir Que no una y otra vez. Ese regreso a Deluxe fue la penúltima muestra de poderío del coruñés en Ferrol, antes de cerrar con otro clásico, De piedras y arena mojada, y dejar un sabor de boca inmejorable. Nadie se esperaba que fuera diferente, porque Xoel en directo multiplica al que se escucha en Spotify. Y de eso tienen gran parte de culpa su banda. Charlie Bautista, Lola García Garrido, Alice Wonder, Adrián Seijas y Adrián Bartol. Unos auténticos virtuosos que derrocharon complicidad en el escenario. A ellos se añadió el productor Juan de Dios Martín, al que el público agradeció su trabajo.

Ya hacía tiempo que Xoel no estaba tan cerca de su casa, así que sintió el concierto más suyo que nunca. Es, sin duda, un tío que se lo pasa bien ahí arriba. Hasta los temas más conocidos parece que los está interpretando por primera vez. Como Tierra, uno de los que todo el mundo espera. Amagó durante un buen rato con el primer acorde y cuando rasgó las cuerdas, las caras de ilusión iluminaron Ferrol. Porque muchos de los presentes, venideros veraniegos, cantan todo el año eso de «yo soñaba cada día poder alcanzar la playa».

Antes y después de este tema, que ejerció de ecuador del recital, el coruñés quiso mostrar el cambio que pegó en los últimos meses con Sueños y pan. Salieron a relucir seis temas de este último trabajo, que enseña una versión más íntima de Xoel. Sobre las tablas, con este disco, muestra, además de su interior, el poderío de la mezcla musical. Y, hay que repetirlo, gracias a los pedazo de músicos. Además, también se deja ver el Xoel galego, con Serpes y A serea e o mariñeiro. Lección tras lección para crear un regalo para los oídos.

Amboage no estuvo más lleno que nunca, pero para lo que sí sirvió el concierto, que abanderó el domingo de las Festas de Ferrol, fue para demostrar que los cantautores al aire libre son puro espectáculo. Xoel, sea donde sea, lo es, porque sus canciones ya son himnos para muchos. Y para los que lo vieron por primera vez y apenas lo conocían, el artista coruñés acabó siendo una sorpresa. Nunca está de más llevársela gratis y en directo. Para que nadie más diga «que no, que no, que no» conoce a Xoel.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Que no, que no cambie nunca