Aquí se ven los fuegos sin codazos

No hace falta ir horas antes ni meterse en la lata de sardinas del Obradoiro. Una decena de miradores, hoteles y restaurantes ofrecen vistas privilegiadas

;
Así fue el ensayo de los fuegos del Apóstol El espectáculo de vídeo mapping promete ser espectacular

Al menos una vez en la vida todo el mundo debería ver el espectáculo audiovisual y pirotécnico de las Festas do Apóstolo en el Obradoiro. Pero, una vez tachado de la lista, hay una decena de miradores, hoteles y restaurantes en Santiago con vistas privilegiadas en los que no hace falta ir horas antes para coger sitio ni meterse en una lata de sardinas.

El paseo da Ferradura, en la Alameda, ya es un clásico. Incluso se pueden ver los fuegos tumbado en el césped. Pero, si el vértigo no es un impedimento, la tradicional noria eleva la magia del momento. Menos concurridos y ya alejados del bullicio están el mirador del barrio de Fontiñas y el del monte Pedroso, que ofrecen una panorámica inigualable de toda la ciudad si la niebla y nubes no hacen acto de presencia. Otras opciones más próximas al centro son el parque de Galeras o el mirador de Belvís.

Hoteles como el Palacio del Carmen abren esta noche sus jardines, donde sirven antes una cena y fresas con chocolate y cava durante el espectáculo. A estas alturas, algunas terrazas ya han colgado el cartel de completo, como la del NH o la del restaurante A Horta do Obradoiro, en el 45 personas disfrutarán de ostras, percebes y otros majares, además de las mezclas del campeón gallego de coctelería. Pero quedan otras opciones menos conocidas e íntimas, como la de El Romero (en Galeras, con menú especial) o A Táboa de Picar (O Pombal).

El espectáculo arrancará a las 23.30 horas y no se podrá entrar al Obradoiro con mochilas ni bolsos grandes a partir de las 18.00.

Desde la Granxa do Xesto

Monte Pedroso

A siete kilómetros de ciudad, ofrece una de las mejores panorámicas de Compostela, aunque se verá poco de estar cubiertos los cielos.

Desde la noria

Alameda de Santiago

Si el miedo a las alturas no es un problema, es la atracción indicada para vivir un momento mágico, rozando por minutos los fuegos con los dedos.

Desde un restaurante

El Romero

Tiene una pequeña terraza con vistas en Galeras y servirá un menú especial esta noche que incluye ostras, ternera gallega estofada y champán.

Apartado del bullicio

Mirador de Fontiñas

A una media hora andando del centro, hacen falta gemelos y pulmones para subir a la cima de las escaleras, pero merece la pena el esfuerzo.

Desde un hotel

Palacio del Carmen

Abrirá sus jardines, en donde habrá una cena especial con lubina, mariscos, barra de gintónics y fresas con chocolate y cava durante los fuegos.

Desde un mirador

Alto de Belvís

A quince minutos de la fiesta, es un lugar poco concurrido y próximo al centro desde el que se divisan las torres de la catedral compostelana.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Aquí se ven los fuegos sin codazos