Colas para sellar la Compostela

Ambiente de verano, con muchos peregrinos, en el casco histórico de Santiago


Comentarios
{ }