Muguruza: «No quiero jugar más»