Un Marisco para la excelencia

O Grove presume de fiesta y de producto en una abarrotada inauguración en la que, quince minutos antes de que abrieran las cajas, ya había gente haciendo cola