Sigue estos trucos para que tu moreno dure más

Este año, el moreno se toma. alimentos de color rojo y naranja, mucha agua, crema hidratante, aloe vera y un exfoliante serán tus aliados para que el efecto verano te acompañe de vuelta a la oficina


Ojalá el verano no acabase nunca. Los días interminables, las cervezas al sol, las jornadas de playa y, de paso, el moreno. Siempre nos quedará septiembre para aprovechar los últimos rayos de sol de la temporada. Septiembre son esos últimos cinco minutos que te concedes antes de levantarte de la cama, los más placenteros. También es un momento para desarrollar ciertas rutinas que te ayudarán a conservar ese tono dorado que te da un aspecto tan saludable para la vuelta a la oficina. En YES hablamos con expertos que nos dan sus claves.

El truco para un moreno más duradero, y el punto de unión entre todos los consejos, es que se consiga a través de un proceso de bronceado sano. Lo importante es que el tono se vaya aumentando de forma progresiva y que se eviten las quemaduras a toda costa (duración del moreno aparte, esto ya es cuestión de salud). Para ello, es necesario hacerse con un buen protector solar que se adapte a las necesidades de tu piel. Si la jornada de playa es larga, no sirve con aplicarlo una sola vez. Como máximo, cada dos horas, y más si se trata de las horas centrales del día (de 12.00 a 16.00 horas).

La nutricionista Fátima Branco apuesta por llenar nuestros platos de color. Recomienda hacer de los alimentos rojos y naranjas tus máximos aliados. El tomate, la zanahoria, la calabaza, el melocotón, la papaya, la naranja... todos ellos contienen betacarotenos, pigmentos que hacen que los alimentos tengan ese tono y que constituyen una fuente natural de vitamina A. Fátima incide en que, aunque la ingesta de estos alimentos suele promoverse más durante el verano, es igual de importante tomarlos durante los meses de invierno para preparar la piel y evitar quemaduras.

Cristina Sieira, esteticista en la clínica Niuno (A Coruña), recomienda hacer hincapié en la hidratación tanto por fuera como por dentro. Además de beber agua, también son importantes las cremas. Pero no vale cualquiera. Lo ideal es utilizar aloe vera y productos diseñados especialmente para después de la exposición solar. Es importante que contengan elementos que ayuden a nutrir la piel después de la agresividad que supone tomar el sol. Conviene evitar las cremas perfumadas o con algún componente químico agresivo, ya que, aunque aumentan la elasticidad de la piel, no consiguen ese efecto calmante que buscamos. Las duchas con agua fría, además de ser refrescantes y buenas para la circulación, también ayudan a tener una piel más hidratada.

En cuanto a productos, los exfoliantes también juegan un papel muy importante. Eso sí, tienen que ser suaves para no irritar la piel, sensible tras la exposición solar. En contra de lo que muchas personas creen, la exfoliación no quita el moreno, sino que ayuda a eliminar la piel muerta, haciendo que el bronceado se vea más luminoso y uniforme una vez que empieza a desvanecerse. Ahora que ya conoces los trucos, solo queda crear el hábito y... ¡larga vida al moreno!

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Sigue estos trucos para que tu moreno dure más