"Hace seis años que repetimos el plan del cámping"

YES

CARMELA QUEIJEIRO

"Si tienes niños pequeños, el cámping es lo mejor. Te da una libertad total y la estancia nos cuesta tan solo 6 euros y pico por persona y noche"

21 jul 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

¿Playa o montaña? ¡Cuántas veces habremos escuchado esa pregunta! Y por qué quedarse solo con una cuando se pueden tener las dos. Campo y arena, ambos a tiro de piedra. A Roberto Tilve Rúa el gusanillo de la tienda y el saco le picó tarde. Siendo niño jamás pisó un cámping, pero la llegada de sus dos hijas supuso un idilio en toda regla con esta forma de veranear, una desconexión total del cemento urbano y del estrés de su trabajo -es conductor de ambulancias-. «Es espectacular la comunión con la naturaleza», resume.

Natural de Redondela, a sus 37 años vive una segunda infancia a través de los ojos de Icía y Nayra, de 11 y 6 años. Completan este cuadro campestre su pareja Iris y el hijo de esta, Lucas, además de Daniel, compadre y amigo inseparable de Roberto, y sus ahijados. «¡Y no salimos todos en la foto!», nos dice.

¿Por qué un veraneo de cámping? «Por la libertad que te da. Los niños van a su bola. No tienes que estar 24 horas pendiente. Y son felices. Además hacen muchos amigos». Lleva seis años repitiendo plan: «Normalmente nos quedamos en Galicia pero también hemos ido a Portugal».