Así será el fiestón de Harry y Meghan

TRES, DOS, UNO... Empieza la cuenta atrás para la boda del año. Los números son de vértigo: 45 millones de euros, ocho millones de pétalos y un dispositivo de seguridad de cinco mil agentes que se cuidarán de que todo salga según lo previsto. Harry y Meghan superarán a Guillermo y a Kate. Si lees estas páginas, sabrás por qué. Sigue aquí toda la información de la boda del príncipe Harry y Meghan Markle

.

Estamos a un sábado de la boda del año, y probablemente la más grande que haya organizado jamás la casa real británica.  Harry y  Meghan presumen de ser muy alternativos, pero no ahorrarán en el despliegue. Los números apabullan. Su enlace costará unos 45 millones de euros, 17 más de lo que costó el de Guillermo y Kate, y contará con un dispositivo de seguridad de cinco mil agentes que incluirá lo último en tecnología militar. 

A las doce de la mañana arrancará la ceremonia de la capilla de Windsor, que será oficiada por su deán, el reverendo David Conner y el arzobispo de Canterbury, Justin Welby. Ha trascendido que George y Charlotte, los niños mayores de Guillermo y Kate, tendrán un papel relevante, así que se deduce que serán los encargados de portar las arras. En cuanto a los padrinos, los novios romperán moldes. Harry ha escogido a su hermano, devolviéndole el honor, y a falta de sorpresas de última hora, Meghan ha decidido prescindir de madrina y será finalmente su padre, Thomas Markle, quien la lleve al altar. Aunque todo parece indicar que será su madre, Doria, la que la acompañe en el coche nupcial en el traslado a la iglesia. Ya como marido y mujer, y con el mismo perfume unisex, el flamante matrimonio recorrerá Londres para darse un baño de multitudes y regresar al castillo de Windsor, donde tendrán su primera recepción en el St. George Hall antes de un encuentro privado con el príncipe de Gales, padre del novio, sus amigos íntimos y familiares.

TODO UN ATRACÓN

Después vendrá el almuerzo, o mejor dicho el atracón, porque está previsto que salgan 28.000 canapés que serán servidos por mil camareros contratados para la ocasión, que se sumarán a los 500 habituales del castillo de Windsor. El postre, de Violet Cakes, romperá con el protocolo y en lugar de tratarse de la tradicional tarta de frutas, será de flor de saúco y limón con una cubierta de crema de mantequilla y decoración de flores frescas. Y ojo con las flores, porque no se van a quedar cortos. Ocho millones de pétalos se dice que habrá en el enlace, en el que también se repartirá confeti a los invitados. La florista encargada de los arreglos será Philippa Craddock, que todo apunta a que utilizará rosas blancas, peonías y dedaleras de los jardines de las residencias de la corona británica y del parque de Windsor. Los 600 invitados pueden escoger una de las siete oenegés elegidas por los novios para hacer su regalo en forma de donativos benéficos. La reina Isabel II, como siempre, va por libre y cumplirá con la tradición regalándoles una de sus propiedades. ¡Como para negarse!

Votación
5 votos
Comentarios

Así será el fiestón de Harry y Meghan