¿Aún no conoces a Vero?

ES UNA RED SOCIAL QUE ARRASA Tanto que en solo dos días ganó 500.000 usuarios y a estas alturas ya ha superado el millón. Esta especie de híbrido entre Facebook e Instagram pretende competir con ellas a través de una interfaz fresca y con un excelente control de privacidad. Si la quieres descárgala, porque dejará de ser gratuita. Y mejor prevenir que pagar.


Se llama Vero y, aunque su fundación se sitúa en el 2015, no ha sido hasta ahora, tras una campaña mundial de publicidad, cuando todo el mundo ha tecleado su nombre en el navegador para averiguar algo sobre esta red social. Vero se sitúa como un híbrido entre Facebook e Instagram. Es la descripción más repetida y, en cierto modo, bastante gráfica a la hora de representar qué puede ofrecer y cómo lo consigue.

Si algo ha llamado la atención de la aplicación creada por Ayman Hariri ha sido su apuesta por la gratuidad inicial y la ausencia total de publicidad en su interfaz. ¿Y cómo se mantendrá? He ahí el primero, y probablemente más peculiar de sus hándicaps: Vero será de pago. Por el momento no lo es, pero en el futuro la aplicación pasará a serlo con un precio que aún no ha trascendido. ¿Podría sobrevivir una red social de pago en un mundo en el que siempre han sido gratuitas? Una apuesta arriesgada. Por eso ya más de un millón de personas han decidido, estas últimas semanas, descargar la aplicación y crear su cuenta personal a modo de «por si acaso». Mejor prevenir que pagar.

TÚ DECIDES QUIÉN TE VE

He descargado Vero, creado mi cuenta y... ¿ahora qué? A diferencia de otras redes sociales, esta ha apostado por un modelo cronológico a la hora de mostrar contenidos. El argumento esgrimido para tal elección viene por una queja habitual a la hora de hablar de Facebook. Rara es la persona que alguna vez no ha protestado por encontrarse con demasiadas publicaciones de usuarios que realmente no le interesan, así como de una excesiva carga de publicidad. En Vero todo se reduce al tiempo real. Vemos solo aquello de las personas que seguimos y, aún así, no lo veremos todo.

Este es uno de los puntos más originales (o realmente, más cómodos). En cada publicación propia el usuario elige entre varios niveles de apertura, a saber: amigos íntimos, amigos, conocidos y seguidores. En los tres primeros, ambas personas están conectadas (como en Facebook); mientras, en el último, simplemente uno sigue a otro (como Twitter). Y puedes poner una foto de perfil diferente para cada uno de ellos. Además, el creador de la publicación podrá estimar hasta dónde llega su contenido. ¿Solo a los que considero amigos íntimos? ¿A los conocidos? Por supuesto, uno no puede saber en qué nivel se encuentra respecto a esa persona.

La cantidad de publicaciones diferentes que uno puede hacer es otro punto fuerte de Vero. La aplicación permite elegir entre recomendar (o no) libros, películas, subir una foto, un vídeo, una ubicación o un link. Cada una posee un formato determinado, y algunos lucen particularmente bien. Si queremos recomendar una canción concreta, solo es necesario buscarla en la propia app (que posee acceso a bibliotecas como iTunes) y con una tecla queda compartida junto con su mensaje correspondiente. Pero como todo en la vida, las cosas pueden ser reducidas al triunfo o al fracaso. Vero es una aplicación ciertamente cómoda, pero joven y en fase beta. ¿Qué significa eso? Fallos. Los errores de carga los primeros días tras la gran campaña publicitaria fueron habituales y, aunque se han ido corrigiendo, algunos usuarios no quedaron demasiado contentos.

Por otra parte, la red social de Ayman Hariri llega a un mundo saturado. Usamos demasiadas aplicaciones, ¿necesitamos una más? Es una pregunta tensa, más aún cuando instalar Vero supone, en cierto modo, borrón y cuenta nueva. Empezar de nuevo a buscar y agregar contactos. Que nuestros amigos también se decidan a dar el paso y que uno no tenga la sensación de estar solo en ese vacío virtual que es una red social que no funciona. Los antecedentes son muchos (Ello, Google +, Bananity...).

Si uno está cansado de lo de siempre quizás encuentre en Vero una interfaz agradable, aunque para que una red triunfe hace falta más. La competencia es feroz y los usuarios, por norma general, cómodos. Con todo, quizás quieras sumarte a la fiebre y probarla. Todavía estás a tiempo de hacerlo gratis.

Votación
3 votos
Comentarios

¿Aún no conoces a Vero?