Marta Márquez: «El Camino tiene una energía indescriptible»

Esta catalana que se define como charlatana y teleadicta, conducirá a los peregrinos por «Buen Camino», el programa de RTVE que pasará por todas sus etapas. Recién casada, la presentadora afirma que su luna de miel no está siendo «para nada tranquila»

.

1. ¿Habías hecho antes el Camino?

Es la primera vez. Me habían hablado mucho de la magia que tiene y la energía que transmite. Pero todavía no había encontrado el momento de hacerlo.

2. ¿Qué etapa ha sido la más significativa?

La de mi llegada a Santiago. Nunca había estado en esta ciudad. Fue espectacular porque la gente te contagia su emoción y es un momento muy íntimo y personal. Te acuerdas de personas importantes, de momentos significativos. Todo te ronda por la cabeza.

3. ¿Qué tiene de mágico este itinerario?

Tú lo has dicho: que es mágico. Tiene una energía indescriptible que solo las personas que lo han hecho pueden entender. Lo que he encontrado ha sido un equipo fantástico y la gente que ha vivido y compartido la experiencia conmigo.

4. ¿Con qué mentalidad hay que iniciar este viaje?

Mente abierta para descubrir, conocer a otras personas y conocerte más a ti mismo. 

5. ¿Qué pedirías al futuro?

Me gustaría continuar siendo feliz en todo lo que hago. 

6. ¿Te gustan las caminatas o eres más de sofá?

Soy muy aventurera y la improvisación siempre es bienvenida. Hago mucho deporte, me gusta caminar y hacer un poco de ‘sofing’ un domingo por la tarde. 

7. ¿Cómo te motivas si ves que no llegas a la meta?

En ese caso me digo a mí misma que he hecho todo lo posible para alcanzarla. 

8. Te acabas de casar. ¿Qué has llevado del Camino a tu luna de miel?

El espíritu del Camino. Una vez lo haces, te acompaña a todas partes. Y yo me lo he traído a mi luna de miel, que para nada es tranquila [risas].

9. ¿Qué destino has elegido?

Ahora mismo estoy en la costa oeste de EE.UU. Me espera un recorrido frenético en coche. Y mi segunda boda en Las Vegas [risas].

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Marta Márquez: «El Camino tiene una energía indescriptible»