La primera librería física de Amazon en NY

Ojo que vuelven a la fórmula del papel. Amazon ha amarrado uno de sus buques insignia y ha abierto Amazon Books, la primera librería física de la compañía a Nueva York: el Time Warner Center de Columbus Circle. ¿Por qué esta estrategia?


Un enorme edificio donde un lujoso centro comercial convive con oficinas de empresas punteras como la CNN. Situado en la esquina suroeste de Central Park, el lugar se presenta perfecto para que aquellos que compren su ejemplar puedan disfrutar de una primera lectura en alguno de los icónicos rincones del parque. El enclave fue seleccionado a conciencia tras varios estudios sobre la compra de libros y la cantidad de propietarios de Kindle que vivían en este vecindario del West Side.

«Necesitábamos encontrar el lugar perfecto», revela la vicepresidenta de Amazon Books, Jennifer Cast. Y así ha sido. Los datos avalaron el proyecto de Jeff Bezos. El mismo hombre que impulsó el crecimiento de Amazon bajo la premisa inicial de que para vender libros tenía que ser on-line, es ahora quien vuelve a la fórmula de papel, después de que muchas pequeñas librerías hayan echado el cierre incapaces de competir con Internet.

«Soy un fiel cliente de Amazon así que hoy tenía que estar aquí […)]Reconozco que el ejemplar electrónico es mucho más cómodo, pero el libro físico siempre se echa de menos», dice Anthony Liff a YES. Él fue uno de los clientes de Amazon Books en su primer día abierto al público.

LOS MEJORES 3.000 LIBROS

Para los habituales de amazon.com, el sistema utilizado en su nueva librería les resultará familiar. Y es que a lo largo de sus 370 metros cuadrados, se comercializan los 3.000 libros con mejores calificaciones (con una puntuación superior a cuatro estrellas) y críticas de su web, que a su vez, podrán consultar en la información debajo de cada libro; eso sí, si buscan la etiqueta del precio deben saber que de manera intencionada no la encontrarán. El coste de cada ejemplar variará en función de si el cliente es o no miembro de Amazon Prime, una aplicación cuya cuota anual se sitúa en los 99 dólares y con la que podrán moverse como pez en el agua en Amazon Books.

Otro de los detalles que marcan la diferencia de la nueva marca del gigante tecnológico es la colocación de los libros y es que Amazon ha apostado por exponer las portadas en lugar de los lomos, como suelen hacer el resto de negocios similares. «Es cierto que llama más la atención», reconoce Kathy, otra de las clientas que además pudo elegir entre comprar su libro en tienda, o por cuestiones de comodidad pedir que se lo enviasen a casa.

Las secciones de la librería incluyen por ejemplo y de manera original, «libros para lectores Kindle para terminar en 3 días o menos», además de las famosas recomendaciones «If you like.... You’ll love» (‘si te gusta... te encantará’), que agrupa los títulos en función de los géneros preferidos por los lectores.

NUEVAS APERTURAS

Esta apertura es sumamente significativa a la hora de analizar la estrategia de Bezos y es que, a pesar de no ser la primera tienda física de Amazon (en el 2015 abrió la primera en Seattle, su ciudad natal, y lleva ya siete tiendas repartidas entre San Diego, Chicago, Portland y Massachussets), el hecho de que sea en Nueva York supone apostar por uno de los centros neurálgicos de las empresas editoriales para que así lo físico converja con lo digital.

El CEO del gigante de ventas online lo hace además a lo grande porque tras este éxito, Amazon Books llegará este verano hasta un segundo emplazamiento en la calle 34 de Manhattan, allí donde se levanta el majestuoso Empire State Building. Desde entonces y hasta finales del 2017, Bezos seguirá expandiendo su imperio en otras seis tiendas en suelo estadounidense.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La primera librería física de Amazon en NY