Aquí compra Kate para George

Sabemos que la Duquesa de Cambridge tiene una niñera española, que es una apasionada de la ropa de Zara y que acude a Zara Home para decorar. Ahora descubrimos la tienda Amaia, una de sus favoritas de ropa para niños


Los fotógrafos esperaban a las puertas del hospital londinense la salida de la princesa Charlotte Elizabeth Diana, la recién nacida hija de los Duques de Cambridge. Sin embargo, el que sin duda hizo la espera más amena fue la visita de su hermano mayor, el príncipe Jorge.

El pequeño de 21 meses iba vestido en tonos azules y a juego con su padre. Jersey, pantalón corto y calcetines, todo ello con toque español, ya que fueron comprados a la vasca Amaia Arrieta, propietaria de una tienda de ropa de bebé y de niño en el exclusivo barrio londinense de Chelsea. «La página web ha empezado a hacer cosas raras con tantas visitas y pedidos, a los clientes les dejaba seguir comprando, pero ahora ya no tenemos más existencias, tendremos que esperar unas dos semanas para recibir más», explica Arrieta al YES.

No es la primera vez que la Duquesa de Cambridge, Kate Middleton, va de compras a la tienda de esta española. De hecho el pequeño Jorge ya apareció en varias portadas de varias revistas con modelos de Arrieta, que la llevaron a ser entrevistada por medios británicos, pero también japoneses y de otras partes del mundo.

Arrieta explica que la Duquesa se comporta como una clienta más, escuchando con atención las sugerencias, aunque reconoce que es muy clásica en sus compras, apostando por los tonos azules. De momento no ha comprado nada en rosa para la recién nacida, pero esta española espera que lo haga pronto. A la tienda han ido más famosas, como la modelo alemana Claudia Schiffer o la cantante y también diseñadora Victoria Beckham.

Esta emprendedora decidió dejar la banca, sector en el que había trabajado en París y que la trajo a Londres en 2010, para abrir su propia tienda de ropa. La idea comenzó de la forma más natural, fruto de las primeras compras cuando se quedó embarazada de su primer hijo, y sus amigas del barrio le pedían modelos parecidos.

«Estaban impresionadas por la buena relación calidad-precio que veían en los modelos que traía en la maleta cada vez que viajaba a España a visitar a mi familia», dice Arrieta, quien cree que faltan más tiendas de este tipo en el centro de la capital británica, donde dice que hay mucha más oferta de ropa con logos o para vestir a niños como adultos.

Clientela de clase alta

Traer los primeros pedidos desde España no fue tarea fácil, reconoce, ya que muchas empresas familiares o tradicionales no estaban preparadas para la exportación. «Me parecía imposible pero tenía que repetir una y otra vez que era solo cuestión de mandar los paquetes a Londres, pero que es parte de la Unión Europea y no se necesitaban más requisitos», explica. Ahora más del 70 por ciento de lo que vende está diseñado por ella misma. Hace dos colecciones al año pero va sacando los productos según los va recibiendo y con una periodicidad de como mucho tres semanas. «Aquí siempre me preguntan si tengo algo nuevo. Ahora ya estoy acostumbrada e incluso llamo personalmente a las buenas clientas porque sé que lo aprecian», explica Arrieta.

El motivo no es otro que la necesidad que tiene su clientela de clase alta de vestir a sus hijos para fiestas de cumpleaños u otros eventos sociales y culturales, en los que muchas madres proyectan la imagen que dan sus hijos como si fuera la suya propia.

En la tienda hay desde accesorios para el pelo, a zapatos, trajes de baño o vestidos. Pero sorprendentemente, dos de los productos que más vende son los calcetines y leotardos, ya que «no son tan fáciles de encontrar»

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos

Aquí compra Kate para George