Aspas anula el juicio a Mohamed

Xosé Ramón Castro
x. r. castro VIGO / LA VOZ

VIGO CIUDAD

El moañés firma tres goles para el Celta en su primera comparecencia como nueve de referencia

28 oct 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

El fútbol es de los jugadores. La frase de manual es más realidad que tópico, por eso en el día del juicio final de Antonio Mohamed como inquilino del banquillo del Celta el protagonista fue Iago Aspas, que firmó un hat trick después de pasarse toda la noche en el hospital durmiendo en un sofá al haber sido padre por segunda vez. El moañés ocupaba la posición de nueve de referencia por primera vez en toda la temporada y, como cada vez que lo hace en los dos últimos años, firmó un triplete. Brais Méndez, otro hombre de la factoría de A Madroa, redondeó la cuenta con el cuarto tanto. Un festival de goles, con importantes lagunas en el juego en el primer tiempo, que de momento parecen darle un margen de confianza al técnico argentino, que llegaba al partido ante los armeros contra las cuerdas.

Iago Aspas es el principio y el fin. Él solito adelantó al Celta en el marcador y de igual manera marcó el segundo tanto cuando peor pintaba el panorama. Fue su particular manera de saludar la posición de nueve, en la que siempre marca por triplicado pero en donde Mohamed no le veía, o al menos no le ponía. Curiosidades, ayer le salvó el pellejo cuando sus horas en Vigo parecían contadas.

Porque el Celta, con jugones alrededor de Iago entró en el partido enchufado, tocando el balón y llegando con facilidad. Fue el preámbulo de la jugada que abrió la lata a los cuatro minutos. Robo de Lobotka, asistencia de Boufal para Juncà, que dobló la banda y centró para que Aspas, en la posición de nueve, controlase el balón y marcase por el palo largo superando la altura de Asier Riesgo.